• El libro, escrito por el profesor de Antropología de la UGR Ángel Acuña Delgado, es un homenaje a la memoria de un pueblo en vías de desaparición: los kawésqar son en la actualidad apenas veinte personas que viven en Puerto Edén (Chile)

“Kawésqar. Entre la realidad y la ficción” es el título del libro escrito por el profesor de Antropología de la UGR Ángel Acuña Delgado en homenaje a la memoria de un pueblo en vías de desaparición, pues los kawésqar son en la actualidad apenas veinte personas que viven en Puerto Edén (Chile).

El volumen, de 280 páginas, se presenta con el subtítulo “Historia de vida de Gabriela Paterito y cuentos de Francisco Arroyo (kawésqar de Puerto Edén)”, con que se resume el contenido de este libro, que en realidad cuenta con dos protagonistas, Dña. Gabriela, mujer inquieta, con una vida intensa cargada de estímulos, cuyo testimonio biográfico forma parte de la historia de su pueblo, y D. Francisco, hombre que mantiene intacta su imaginación para relatar con maestría los cuentos tradicionales con la que acerca al lector a una peculiar visión del mundo.

En Puerto Edén no hay calles. Solo una larga pasarela de madera frente a las precarias viviendas de una de las localidades más recónditas de Chile. A una jornada de navegación desde Puerto Natales, Puerto Edén se sitúa en una isla en medio de los canales patagónicos y su población no llega a 300 personas, entre las cuales se encuentran los diez últimos representantes de un pueblo en extinción, el kawésqar.

Este volumen rinde, pues, homenaje al casi extinto pueblo kawésqar, que, con sus veinte habitantes, apenas sobrevive en Puerto Edén, habitual asentamiento tradicional, situado en el archipiélago patagónico chileno, donde habitaban desde hace, al menos, 6000 años.

El atropello de los kawesqares, como también de los yaganes y otros pueblos fueguinos –así eran nombrados por su costumbre ancestral de hacer hogueras en las costas– es recogido por el profesor Ángel Acuña, quien relata, entre otros pasajes, cómo en 1881, en Tierra del Fuego, once fueguinos fueron raptados por una expedición alemana y llevados a Europa, donde serían exhibidos como animales en el “Jardin d´Acclimatation” de París y el zoo de Berlín. Después de ser expuestos en gira por Alemania, acabaron en Zurich, donde no lograron sobrevivir.

En el libro se presentan, transcritos en su literalidad, los relatos orales de Francisco y la memoria de una mujer kawésqar, que es también la de un viejo pueblo indígena y nómada, ya exterminado, en la voz de Gabriela Paterito (“Yo sabía haser todo todo, así que no me faltaba de nada, yo buscaba leña sola, mariscar yo sola, pa haser trabajo otra cosa ya lo hasía to, yo miba lavar otro lao, yo miba hilar, yo me iba tejer, to la gente me buscaba…”).

Kawésqar

Adquiera este libro en el sitio web de la EUG: http://goo.gl/2QcXn

Contacto: Profesor Ángel Acuña Delgado. Departamento de Antropología. Universidad de Granada. Tfn: 958 243622. Correo electrónico: acuna@ugr.es

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí