La apuesta ecológica pretende satisfacer las necesidades de los usuarios que ya disponen de un coche de esas características e incentivar a los trabajadores a usar un transporte más limpio.

La Diputación de Granada ha añadido cuatro puntos de recarga nuevos, dos para coches y dos para motos, compatibles con vehículos 100% eléctricos o híbridos enchufables y permitirá el uso de las instalaciones durante el horario laboral.

El servicio de recarga es completamente gratuito y funciona mediante cargadores de carga lenta, por lo tanto, la carga total de la batería de un coche puede llegar a suponer unas 8 horas mientras que la de una motocicleta unas 2 horas.

Con esta iniciativa, la Diputación continúa apostando por una línea de trabajo que pretende potenciar la movilidad eléctrica entre sus trabajadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí