La sentencia no es firme y será recurrida por la madre de Maracena.

Diez días después de celebrarse la vista del juicio, el juez ha dictado sentencia condenatoria contra Juana Rivas y la condena a

  • dos años y medio por la sustracción de cada uno de sus hijos (cinco años en total)
  • seis años de inhabilitación para ejercer la patria potestad
  • 30.000 euros de indemnización a su expareja y padre de los hijos, Francesco Arcuri
  • pago de todas las costas del juicio

La condena coincide casi punto por punto con lo solicitado por la acusación particular ejercida por el padre de los niños sustraídos (sólo que ésta pedía ocho años de inhabilitación para ejercer la patria potestad).

La sentencia deja, procesalmente hablando, en muy mal lugar a Juana Rivas y le impide seguir cualquier procedimiento en Italia para recuperar o compartir la patria potestad sobre sus hijos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here