La aplicación por primera vez de una nueva técnica de limpieza para facilitar la eliminación de la cera vertida tras el paso de las procesiones de Semana Santa de Granada se ha saldado con una retirada del 90 por ciento de la cera en el adoquinado y el cien por ciento del asfalto.

©Ayto.Granada: El nuevo método de limpieza de cera se salda con un resultado satisfactorio al retirar el cien por cien de este residuo en el asfaltoEl concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Miguel Ángel Fernández Madrid, quien ha destacado el carácter experimental del nuevo método, puesto en práctica el lunes, martes y miércoles santo en dos tramos de la carrera oficial: Pavaneras- Santa Escolástica hasta plaza Fortuny y Carrera del Darro, desde plaza Nueva hasta Paseo de los Tristes, ha considerado de “satisfactorios” los resultados en la medida en que, tal y como ha señalado, “han permitido agilizar el trabajo, a la vez que ha supuesto una retirada más efectiva de la cera”.

El nuevo sistema consiste en un baldeo previo y controlado a la salida del cortejo, que permite que el agua no se evapore en su totalidad, para proceder, una vez que concluye el paso de la procesión, a limpiar con una barredora equipada con cepillos especiales que retiran más fácilmente la cera.

Fernández Madrid ha realizado estas declaraciones durante una visita a las tareas de limpieza que desde el domingo llevan a cabo desde las 15.00 horas un dispositivo integrado por 30 operarios de Inagra, que este año ya han retirado 950 kilogramos de cera, un 15 por ciento menos que en 2017, y 420 toneladas de residuos urbanos, inferior en un 4 por ciento con respecto al año pasado.

En total, una media de 60 operarios, cinco más de los previstos inicialmente, ha reforzado esta Semana Santa las labores de limpieza y recogida de residuos, para lo que han contado con un refuerzo de medios consistente en seis barredores y tres camiones recolectores.

Especial apoyo se ha prestado al servicio de recogida selectiva de papel y car´ton, vidrio y envases, especialmente en los días festivos, en los que se ha contado con nueve equipos de recogida de los contenedores para evitar la acumulación de residuos en los mismos.

Según los datos registrados por Inagra, el servicio especial de recogida selectiva ha retirado este año 7.800 kilos de papel-cartón, unos 7.760 kilogramos de envases y 6.460 kilos de vidrio. A su vez, se han repartido 25.000 bolsas para las cáscaras de pipas y se han distribuido 2.000 palmatorias para evitar la caída de cera de las velas.