Hoy han llegado hasta Granadaenlared dos noticias que dan idea de cómo dos ayuntamientos granadinos se acercan a la tecnología de la información con una perspectiva abierta y buscando mejores soluciones para los vecinos y para su propia organización.

Línea Verde Las GabiasPor un lado, el Ayuntamiento de Las Gabias muestra satisfecho el resultado de su particular “Línea verde”. Consiste en un servicio mediante el cual los ciudadanos pueden enviar al Ayuntamiento avisos sobre desperfectos en el mobiliario urbano o infraestructuras municipales desde una aplicación que pueden descargar gratuitamente para sus teléfonos móviles (Android o iPhone) o desde una página web.

El caso es que los vecinos lo usan y todo el mundo está contento. Desde el propio ayuntamiento afirman que se resuelven rápidamente el 40% de los casos y el resto, por ser intervenciones de más calado o que requieren repuestos, están en trámite. Los ciudadanos reciben un mensaje de texto en su móvil cuando la incidencia está solventada y eso les sirve para comprobar el caso que les hacen sus políticos.

Un servicio similar fue propuesto al Ayuntamiento de Granada hace ya algún tiempo pero o
a) no se mostraron bastantes sobres gurtelianos por debajo de la mesa o
b) algún cafre (de los muchos que hay ahí metidos)  pensó que eso era un invento del demonio y podía que los ciudadanos se dieran cuenta de que pasan de ellos y eso sería un marrón.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Monachil ha decidido dedicar a dos de sus trabajadores a rehacer su página web.

De ahí se pueden sacar tres conclusiones:

  1. en el Ayuntamiento sobran dos trabajadores: si pueden seguir sin ellos mientras hacen la página es que antes no hacían falta
  2. los 18.000 euros que les pide una empresa para renovar la página no son ni muchos ni pocos; lo que ha faltado ahí es un sobre para el político correspondiente y todo hubiera ido como la seda
  3. esto que ha hecho el Ayuntamiento de Monachil como una cosa extraordinaria tendría que ser obligatorio y los ayuntamientos deberían prestar sus servicios con sus recursos y, si no pueden, pedirlos a la organización territorial superior (sea la Diputación o la delegación gubernamental correspondiente)

A ver qué página hacen. Aunque, bien pensado, hoy con un poco de software libre (como WordPress) se pueden hacer maravillas sin pagar un euro en licencias e igual página es mejor que la que le iban a hacer los de la empresilla del ramo. Seguro que es mejor.

Monachil

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here