Un grupo de mujeres de todas las edades de Cúllar Vega han puesto esta semana su pequeño granito de arena por una buena causa: vender roscos, pestiños y galletas de coco para ayudar a Cáritas Diocesana. Durante días, han preparado con esmero estos dulces típicos, para después venderlos al público y recaudar así la mayor cantidad de dinero posible. Y es que, en esta localidad, ya se ha convertido en toda una tradición que las mujeres vendan sus postres en la antesala de la Semana Santa cullera.

Hasta el próximo domingo, 24 de marzo, todo aquel que quiera colaborar con esta buena causa puede dirigirse a la conocida como Casa del Cura, situada detrás de la Iglesia, en la calle Pablo Picasso, de 10 a 13,30 horas y de 17 a 19 horas. El sábado sólo venderán por la mañana. El precio de la bandeja es de 7 euros, que destinan íntegramente a ayudar a los más necesitados.

El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Cúllar Vega, Jorge Sánchez Cabrera, se muestra “muy orgulloso” del “excelente trabajo” realizado por las mujeres culleras y por Cáritas Diocesana que, con esta iniciativa “han demostrado, una vez más, que su solidaridad no conoce límites”. El edil anima a todos los vecinos de Cúllar Vega “a colaborar con esta buena causa”, comprando los dulces tan típicos de la Semana Santa elaborados por las mujere.

mujeres pestinos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí