Más de medio centenar de abogados granadinos ha participado esta mañana en la concentración convocada por el Colegio de Abogados de Granada para mostrar su más absoluto rechazo a la Ley de Tasas Judiciales, que consagra una justicia para ricos y otra para pobres, impidiendo el acceso a la justicia de un gran número de ciudadanos. En la concentración, celebrada frente a la sede del TSJA, los letrados granadinos exigieron la  retirada del proyecto de Ley de Tasas, de inminente aprobación en el Senado.

 

La protesta de los abogados granadinos se ha celebrado de forma simultánea en todas las sedes judiciales españolas para pedir al Ministerio de Justicia que dé marcha atrás en una iniciativa que supone la imposición de tasas judiciales para que los ciudadanos puedan acudir a los tribunales, lo que en la práctica se traducirá en la limitación de la tutela judicial efectiva, puesto que impedirá a muchos ciudadanos sin recursos acceder a la justicia.

El decano del Colegio de Abogados de Granada, Eduardo Torres, aseguró que la concentración de hoy tiene por objeto protestar contra una Ley de Tasas que “consagraría una injusticia absoluta”, estableciendo “una justicia diferenciada para ricos y pobres”. Según el decano de los abogados granadinos, la Ley, que se podría aprobar por la vía de urgencia en el Senado mañana mismo, “es absolutamente intolerable”. Además, en opinión de Eduardo Torres, “buscar la excusa de que con la recaudación se va a pagar el Turno de Oficio y la Asistencia al Detenido no es de recibo”, ya que un derecho fundamental como la Asistencia Jurídica Gratuita “se debe pagar con los Presupuestos Generales del Estado y no con tasas”.

 

Eduardo Torres ha advertido que, si se aprueba, la Ley de Tasas Judiciales “va a suponer un varapalo enorme primero contra los justiciables, a los que se les va a impedir el acceso a la Justicia, y en segundo lugar contra los propios profesionales de la Abogacía, porque va a conllevar una disminución de la litigiosidad que tendrá consecuencias para el colectivo”, y que se suma al “drama económico” que ya atraviesa la profesión. “Es absolutamente necesario hacer ver la barbaridad de esta Ley y creo que si finalmente ve la luz, el Consejo General de la Abogacía se va a plantear un recurso de inconstitucionalidad”, ha indicado el decano del Colegio de Abogados de Granada.

 

Bajo el lema “No a las tasas judiciales”, los abogados granadinos pidieron al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, la retirada “inmediata” del proyecto. Pero no ha sido este el único frente por el que se han concentrado los abogados granadinos, que también han pedido al Ministerio que “oiga y escuche”, que “aglutine” a todos aquellos que conocen en profundidad la Justicia para superar su “lamentable estado”.

 

Por ello, la Abogacía ha lanzado al ministro una batería de propuestas que incluye la firma de un Pacto de Estado por la Justicia; potenciar la independencia y el bueno gobierno del Consejo General del Poder Judicial; la participación “real y efectiva” de los profesionales del Derecho en la elaboración de los borradores de anteproyectos de ley o normativas; o la retirada del anteproyecto de Ley Orgánica del Poder Judicial. Los abogados granadinos también apuestan por la actualización de la regulación de la Ley de Asistencia Jurídica Gratuita; la dotación de recursos para la mediación y el arbitraje; la modificación legislativa en materia de ejecuciones hipotecarias y desahucios; la eliminación de la sobrecarga de trabajo en Juzgados y Tribunales; y la mejora permanente del servicio a los justiciables con la aplicación de la carta de los derechos de los ciudadanos aprobada por todos los partidos políticos el 16 de abril de 2002.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here