GRANADA, 01 (EUROPA PRESS)
El candidato de IU a la Alcaldía de Granada, Francisco Puentedura, ha criticado este martes «el descontrol en horas extras» del Ayuntamiento de la capital, gobernado por el PP, al haberse multiplicando «casi por cuatro» la cantidad prevista para este puente en los presupuestos municipales de 2010, año en el que en total se abonaron dos millones de euros por este concepto.
El grupo municipal de izquierdas ha asegurado que en el documento presupuestario del pasado ejercicio reflejaba medio millón de euros para servicios de horas extras de Bomberos y Policía Local, aunque finalmente la cifra invertida ha sido de más de 1,8 millones de euros.
Puentedura asegura que, después de que en 2009 el equipo de gobierno prometiera reorganizar los servicios y reducir las horas extras a la mitad, «el gobierno de Torres Hurtado lleva tres años engañando a los granadinos con respecto al coste de horas extras». Según mantiene el edil, «no es verdad que, como dijeron, se haya hecho un esfuerzo importante en estructurar al personal funcionario, especialmente al de Policía Local, que son quienes acaparan el 80 por ciento del coste de las horas extras».
De hecho, el concejal de IU no concibe cómo es posible que distintos eventos que se repiten todos los años, como es el caso de la campaña de Navidad, la cabalgata de Reyes Magos o el Corpus, se estén cubriendo con servicios extraordinarios en lugar de organizarse bien de antemano.
SERVICIO DE CUSTODIAS
Por otro lado, Puentedura ha criticado al equipo de gobierno local que privatizase el servicio de custodias en el Ayuntamiento de Granada, ya que así tendrían más agentes en la calle y necesitarían menos horas extras para la custodia de los edificios. «Un servicio que ha costado 600.000 euros y, sin embargo, no se ha reducido la cantidad destinada a horas extras», añade.
Asimismo, Puentedura denuncia que, con la justificación de horas extras, el equipo de gobierno «lleva un año incumpliendo los servicios mínimos de bomberos y, por tanto, generando inseguridad en la capital y el área metropolitana».
Un hecho que, sumado a la idea de que el pago de horas extras no llega por igual a todos los miembros de la Policía Local, invita a Puentedura a pensar «que el equipo de gobierno está haciendo un uso político» de este asunto.
Para justificarlo, asegura que «el mejor ejemplo es el pago de gratificaciones por servicios especiales sin objetivo definido que se está haciendo a los jefes de la Policía Local». A su juicio, si estos cargos ya cuentan con una bonificación especial recogida en sus retribuciones salariales, se pregunta por qué se ha de gratificar a estos mandos por hacer su trabajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí