La ubicación en Andalucía de LifeWatch constituye una excelente oportunidad para reforzar el liderazgo científico, tecnológico y empresarial de nuestro país en cuestiones medioambientales. Así lo ha indicado la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, en el Pleno de control al Gobierno que ha tenido lugar en el Senado y en el momento de contestar a una pregunta que sobre las ventajas que supondrá para España la instalación en Sevilla de la sede central de la citada infraestructura europea de investigación medioambiental, le ha formulado el senador socialista, Luis Salvador.
Salvador, senador por Granada y portavoz de su Grupo en la Comisión de Ciencia e Innovación, durante la exposición de su pregunta, ha mostrado su satisfacción porque el Ministerio de Ciencia e Innovación haya conseguido traer a Andalucía LifeWatch, una gran infraestructura europea de investigación medioambiental. «El proyecto, ha explicado, cuenta con un presupuesto total de construcción estimado en 220 millones de euros y la sede española, que estará ubicada en Sevilla, llevará asociadas inversiones directas que superan los 60 millones de euros».
Más adelante, ha destacado que LifeWatch se dedicará al estudio de la biodiversidad apoyándose en tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). También ha apuntado que los trabajos de investigación vinculados a LifeWatch «permitirán evaluar en un laboratorio virtual, mediante simuladores, el impacto del cambio global sobre determinadas áreas geográficas, o del desarrollo urbanístico o de la instalación en su entorno de un núcleo industrial».
El senador granadino ha concluido afirmando que el proyecto se apoyará en redes ya existentes basadas en las TIC, además de contar con nuevas instalaciones informáticas para el almacenamiento y la integración de los datos. Todo ello permitirá desarrollar nuevas herramientas de análisis para estudios medioambientales.
Cristina Garmendia, en su respuesta, ha recordado que España, Holanda, Hungría, Finlandia, Italia, Gracia, Rumanía y Suecia habían manifestado su interés en postularse como sedes de esta gran infraestructura, «sin embargo, el pasado 11 de febrero se decidió en Bruselas que nuestro país, y más concretamente Sevilla, albergará la sede central, administrativa y legal, además de las instalaciones centrales relacionadas con las Tecnologías de la Información y Comunicación».
Atraer esta gran infraestructura, según ha asegurado la ministra, «se debe a la excelente calidad de la ciencia que se realiza en la Estación Biológica de Doñana y al buen nivel de la investigación española en el ámbito de la biodiversidad». Asimismo ha resultado fundamental el apoyo al proyecto de las empresas españolas relacionadas con el sector de la información y la comunicación. «Con estos argumentos, el Ministerio de Ciencia e Innovación ha podido defender con éxito una candidatura sólida y competitiva», ha concluido Garmendia.Información facilitada por PSOE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí