El agresor ya había sido detenido hace años por similar hecho y tenía pendiente una orden de búsqueda por malos tratos a otra mujer
GRANADA, 20 (EUROPA PRESS)
Agentes del Cuerpo Nacional de Policía pertenecientes al Servicio de Atención a la Familia (S.A.F) de la Comisaría Provincial de Granada, han detenido en días pasados a un varón, al que atribuyen la agresión sexual a una mujer, detención producida como resultado de las investigaciones llevadas a cabo tras denunciar la mujer estos hechos y haber sido localizado e identificado posteriormente por los agentes del citado grupo de la Policía Nacional. Entretanto, la autoridad judicial ha ordenado su ingreso en prisión.
Según explica la Policía Nacional en un comunicado los hechos han tenido lugar durante la semana en curso. Al parecer el presunto agresor y la víctima se conocían de vista hacía aproximadamente un mes y medio, ya que el individuo era cliente de un pub donde trabajaba la joven. Cuando la camarera finalizó su jornada en dicho establecimiento, el individuo le invitó a que se tomaran unas copas en otro pub de la ciudad junto con un tercer amigo de la misma.
De esta manera, fue a las 4,00 horas de la madrugada, cuando decidieron todos marcharse a sus respectivos domicilios, pero no sin antes pedirle el favor de que le acompañara con el vehículo de la chica al domicilio del presunto autor, a lo que ella accedió.
Una vez en el portal de la vivienda del presunto agresor, éste la agarró fuertemente por la chaqueta, obligándola a que subiese a su domicilio. Al parecer durante la estancia de ambos, el autor le obligó a consumir alguna sustancia estupefaciente, para luego más tarde, realizarle a la fuerza algún tipo de ritual sexual a la mujer, ante los gritos de auxilio de la joven.
Así, tras intentar la joven en varias ocasiones salir huyendo del piso, el agresor cogió un cuchillo y con actitud amenazante le forzó a que se desnudara, «llegando a abusar de ella y agredirla sexualmente».
Finalmente la mujer pudo zafarse del agresor, para posteriormente ser asistida en un Centro Médico y personarse en dependencias policiales, formulando la correspondiente denuncia.
Tras las oportunas gestiones e investigaciones policiales del Servicio de Atención a la Familia de la Policía Nacional de Granada, en las que pudieron reunir suficientes indicios que relacionaban al ahora detenido con estos hechos, pudieron identificar y detener al presunto agresor sexual.
Posteriormente, fue puesto a disposición de la autoridad judicial e ingresado posteriormente por orden de ésta en prisión, uniéndole a este hecho una causa pendiente anterior con la Justicia por un delito de malos tratos en el ámbito familiar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí