GRANADA, 18 (EUROPA PRESS)
La Consejería de Salud ha invertido más de 2,2 millones de euros en la puesta en marcha de un nuevo Acelerador Lineal de Electrones (ALE) de última generación en el Hospital Universitario San Cecilio de Granada.
Esta tecnología, la segunda en el centro sanitario, permite el tratamiento de malformaciones y tumores cerebrales que no se pueden tratar con cirugía convencional, y patología oncológica de próstata y cabeza y cuello, gracias a que posibilita la realización de técnicas más seguras, precisas y eficaces como la radiocirugía y la radioterapia de intensidad modulada.
El equipamiento, que ha sido inaugurado hoy por la consejera de Salud, María Jesús Montero, se ubica en la Unidad de Gestión Clínica (UGC) de Oncología, integrada por las especialidades de Oncología Médica y Oncología Radioterápica, y ha supuesto una inversión de 1,5 millones de euros en tecnología y 700.000 euros en adaptación de las infraestructuras y en equipamiento auxiliar.
Con la incorporación del segundo ALE equipado con tecnología de última generación, el Hospital San Cecilio continúa de esta manera impulsando la renovación tecnológica y asistencial, y continúa ofreciendo a la población nuevas y mejores prestaciones sanitarias conforme al marco de actuaciones previstos en el II Plan Integral de Oncología de Andalucía de la Consejería de Salud.
Para la instalación del acelerador previamente ha sido necesario acometer la remodelación del búnker donde se ubicaba la antigua unidad de cobaltoterapia a la que sustituye. La misma ha consistido básicamente en la ampliación del espacio y aumentar la altura de paredes y techo a fin de detener las radiaciones en valores admitidos en el exterior. Los trabajos de reforma han supuesto un coste de medio millón de euros.
El nuevo acelerador presenta los últimos avances de la tecnología en el uso de radiaciones ionizantes con fines de tratamiento oncológico. Entre las ventajas más relevantes de este nuevo equipo destaca el hecho de poder conformar el campo de radiación automáticamente y sin utilizar moldes prefabricados de materiales muy densos y pesados.
También permite visualizar al paciente durante el tratamiento y con ello realizarlo mediante la técnica de imagen guiada (IGRT) y hacer uso de cuñas dinámicas, lo que permite variar la forma de los haces de radiación sin usar modificadores externos.
Los especialistas que trabajan dentro de la Unidad de Gestión Clínica de Oncología también pueden en todo momento visualizar en directo la lesión cancerígena del paciente sobre la cual se aplica el tratamiento radioterápico, garantizando de esta forma su correcta administración y corrigiendo en el acto los posibles errores de posicionamiento del paciente.
Respecto a la antigua unidad de cobaltoterapia a la que sustituye, el nuevo acelerador presenta múltiples mejoras tanto para los usuarios como para los profesionales. Así, no genera residuos radiactivos, tiene una mayor energía de emisión (15 MV) y posibilita que ésta sea variable, por ejemplo.
FUNCIONAMIENTO DEL EQUIPO
El funcionamiento del equipo se realiza a través de varios sistemas informatizados, de forma que todos los parámetros del tratamiento deben coincidir y deben estar aceptados por especialistas en Radioterapia, Radiofísica y técnicos para que el tratamiento pueda efectuarse.
De esta forma se asegura la idoneidad de los tratamientos marcados y se evitan errores en los mismos por duplicidad de información. En la operación y control del acelerador participan distintos profesionales: cinco especialistas en Oncología Radioterápica, otros tantos en Radiofísica Hospitalaria, cinco técnicos especialistas en Radioterapia, un técnico especialista en Radiodiagnóstico, tres enfermeras, un auxiliar de enfermería y dos administrativos.
Las previsiones realizadas por estos profesionales apuntan a que se podrán tratar a diario a cerca de 50 pacientes, en horario de 09,00 a 20,00 horas, lo que supone alrededor de 1.200 pacientes al año.
La UGC de Oncología del Hospital San Cecilio cuenta desde hace más de 15 años con un Acelerador Lineal de Electrones que viene empleando para mejorar la calidad de vida de los pacientes con patologías cancerígenas. La incorporación de este segundo acelerador, equipado con la más moderna tecnología de última generación, permitirá aumentar y complementar las prestaciones que hasta ahora se venían ofreciendo desde el centro granadino, que se encuentra a la vanguardia de los avances en el tratamiento radioterápico del cáncer.
Los tratamientos radioterápicos son actualmente uno de los métodos de elección, a veces el único, para disminuir la morbilidad por cáncer siendo esta una de las áreas estratégicas de investigación y desarrollo en muchos países. Más del 65 por ciento de los pacientes que padecen esta afección son sometidos a ésta última técnica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí