La Delegación asegura que ha hecho «seguimiento exhaustivo» del servicio de comedor «sin detectar problema ni deficiencia alguna»
GRANADA, 17 (EUROPA PRESS)
La Delegación Provincial de Educación de la Junta en Granada ha defendido este jueves su actuación en el caso del catering que ofrece el servicio de comedor en los colegios de La Zubia, después de que los padres hayan pedido la rescisión del contrato, teniendo en cuenta el hallazgo de larvas de gusano, de un insecto y el mal estado de unos calamares que tuvieron que ser retirados y no servidos. Además, asegura haber constatado, según los informes de los directores de los centros, «una mejora significativa en la calidad del servicio» y un «mayor grado de satisfacción de las familias».
En un comunicado remitido a Europa Press, Educación dice no comprender la «alarma social» aludida este jueves por los padres que se han concentrado a las puertas de la Delegación, ya que «nunca ha habido riesgo alguno para la salud de los menores».
En todo momento, Educación, dice, ha actuado ante las quejas de las familias del colegio Isabel la Católica de La Zubia y ha establecido las medidas «oportunas» para garantizar las buenas condiciones sanitarias y la calidad del servicio. De hecho, en las tres ocasiones denunciadas se han pedido los pertinentes exámenes sanitarios que «han puesto de manifiesto el buen estado de los alimentos servidos».
A pesar de eso, Educación recuerda que actuó ante la aparición de larvas del gorgojo del tocino, abriendo expediente a la empresa e imponiéndole una significativa sanción económica, de más de 7.700 euros, por la gravedad del hecho y la responsabilidad derivada del mismo, «aunque no hubiera tenido consecuencias negativas para la salud de los niños».
En los otros dos casos trasladados ante esta Delegación «se actuó con el mismo rigor» y, en el caso del hallazgo la tijereta, se constató «que no es un insecto que procediera de los alimentos ni de su elaboración».
«De todos estos extremos han sido puntualmente informadas las familias, tanto en la reunión mantenida, en el colegio, por la delegada de Educación, por decisión propia, con todos los padres y madres usuarios del comedor, con fecha 3 de febrero, como en la que, solicitada por las AMPAS de La Zubia, se celebró, el 10 de febrero, en la Delegación de Educación, con presencia de los directores y directora de los centros del municipio», se señala en el comunicado.
Educación destaca además que puso en marcha una serie de medidas «consensuadas» con las familias, como la creación de la figura del padre/madre supervisor, «con el cometido de supervisar diariamente el servicio de comedor, así como la participación de las familias en el diseño de los menús». «Es más, Educación ha hecho un seguimiento exhaustivo del servicio de comedor ofrecido por la empresa encargada del catering, redoblando los controles, sin detectar problema ni deficiencia alguna», se asegura.
En ningún momento, Educación, según incide, «ha amenazado a las familias con dejarlas sin comedor en el caso de que se procediera a cambiar la empresa», «todo lo contrario, en nuestro ánimo ha estado siempre presente la importancia de este servicio para las familias y, por ello, hemos querido que sean conscientes de las dificultades, tiempo y trámites administrativos que supondrían suspender un contrato administrativo, sin pruebas que lo justifiquen, y lo complejo de iniciar un nuevo procedimiento administrativo de contratación en el marco de lo establecido por la ley, como no puede ser de otro modo».
«En definitiva, desde Educación queremos dejar clara nuestra permanente postura de diálogo y de transparencia en la actuación seguida, nuestra voluntad firme de asegurar la calidad del servicio y de ofrecer la mejor calidad y atención a las familias usuarias del servicio de comedor, en éste y en todos los centros de la provincia», concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí