GRANADA, 17 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha detenido en la localidad de Villanueva de Mesía a cinco hombres, de entre 21 y 25 años de edad, y a una menor de edad acusados de ser los presuntos responsables de al menos treinta robos con fuerza en las cosas en cortijos, casas de campo y casetas de aperos de la comarca de Loja perpetrados desde el pasado mes de junio.
Según ha informado el Instituto Armado, los arrestados estudiaban durante la mañana la zona en donde pensaban actuar y durante la noche perpetraban los robos, o bien forzando el candado de las puertas de acceso, o bien, la mayoría de las veces, forzando y arrancando una de las rejas de las viviendas. En los robos sustraían fundamentalmente gasoil, cableado de cobre, herramientas, electrodomésticos, animales, armas, motocicletas e incluso bebida y comida.
Los agentes de Huétor Tájar fueron comprobando cómo crecía el malestar entre los vecinos de las localidades de Huétor Tajar, Moraleda de Zafayona, Cacín, Salar, Loja, Tocón y Villanueva de Mesía, ya que crecían de forma exponencial los robos en sus cortijos y casetas de aperos, en donde sustraían todo cuanto de valor había dentro.
Tanto las patrullas uniformadas como las de paisano de la Guardia Civil de Huétor Tájar intensificaron los puntos de identificación de personas y vehículos en los accesos a las localidades mencionadas y en los caminos por los que se llegaba a los cortijos asaltados.
Fruto de este trabajo fue el identificar durante la madrugada del pasado lunes, en las inmediaciones de Moraleda de Zafayona, un vehículo ocupado por dos personas que transportaba dos garrafas de gasoil, un saco de pienso para perros y bebidas que, como se demostró más tarde, habían sido robadas en una nave del paraje Los Llanos y en un cortijo de ese término municipal.
Una vez detenidos los dos ocupantes de este turismo, la Guardia Civil realizó dos registros domiciliarios en un cortijo de Huétor Tajar y en una vivienda de Moraleda de Zafayona, en los que se han recuperado gran cantidad de objetos relacionados con los robos: gasoil, una motocicleta de trial, una minimoto, dos carabinas de aire comprimido, vareadoras, motosierras, un gallo, once codornices, dos perdices de reclamo, cajas de herramientas, electrodomésticos y mangueras de cable de cobre.
Tras los registros la Guardia Civil detuvo a cuatro personas más relacionadas con los robos, entre ellas una joven menor de edad. Los detenidos han reconocido a los agentes que la mayoría de los objetos robados, incluidas las mangueras de cable que previamente quemaban para sacarles el cobre, los vendieron en chatarrerías de la provincia de Granada.
Los presuntos integrantes de la banda han sido puestos a disposición del Juzgado de Guardia de Loja, aunque la Guardia Civil no ha concluido esta investigación y no se descartan más detenciones y la imputación de algunos robos más.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí