GRANADA, 16 (EUROPA PRESS)
El Juzgado de lo Penal 3 de Granada acoge este jueves el juicio contra un policía local de la localidad granadina de Puebla de Don Fadrique acusado de matar a un perro pekinés de un disparo «de forma absolutamente injustificada», según la Fiscalía, que pide para él cuatro meses de prisión y multa de 300 euros.
Según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, fue el pasado 12 de mayo de 2009, sobre las 16,00 horas, cuando el agente, que estaba de servicio, se dirigió en el vehículo oficial hacia una calle en la que se encontraba durmiendo el animal, que tenía propietario.
Entonces «de forma absolutamente injustificada», desde el interior del coche patrulla, con una carabina calibre 22 que portaba, efectuó un disparo contra el perro y después «con desprecio» lo cogió y arrojó a un contenedor, ocasionándole la muerte.
La Fiscalía atribuye por ello al agente un delito de maltrato de animales y una falta de daños por los que, además de la pena de prisión y la multa, se enfrenta a inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales por tiempo de un año. Además, de ser condenado, el acusado deberá indemnizar al dueño del perro, de nombre Coke, en 225 euros, la cantidad en la que ha sido tasado, y en otros 500 por los daños morales derivados de su pérdida.
Una vez se dicte sentencia, el fallo se pondrá en conocimiento de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía, la Subdelegación del Gobierno en Granada, y la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil «a los efectos disciplinarios o administrativos que, en su caso, procedan».
La vista tendrá lugar a las 11,30 horas en el Juzgado de lo Penal 3 de Granada, que ha citado a varios testigos, entre ellos el alcalde del municipio, Jesús Amurrio (PSOE). En el proceso están personada como acusación particular la Asociación para el Bienestar de los Animales el Refugio, cuyo presidente, Nacho Paunero, tiene previsto informar antes de la vista de los hechos que serán enjuiciados.
De la muerte por disparos del perro ya informó en su día El Refugio, que llegó a pedir la dimisión del alcalde después de que el Seprona constatara que fue éste el que ordenó al policía que disparara contra el perro. Sin embargo, el juez instructor, que llegó a tomar declaración como imputado a Amurrio, consideró que no fue responsable del delito, por lo que no procedía su enjuiciamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí