GRANADA, 15 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha desmantelado una de las bandas organizadas criminales más activas de la provincia de Granada en el marco de una operación que se ha llevado a cabo en las localidades granadinas de Alhendín, Armilla y Las Gabias que se ha saldado con un total de ocho detenidos, entre ellos los cuatro integrantes de la banda.
Los cuatro miembros de esta organización, con edades comprendidas entre los 20 y los 24 años, son presuntos responsables de al menos 34 robos con fuerza en las cosas perpetrados desde el pasado mes de octubre en establecimientos comerciales y de hostelería fundamentalmente, y en domicilios de municipios de la zona sur del área metropolitana granadina.
Según informa en un comunicado el Instituto Armado, los detenidos llegaron a robar hasta en cuatro establecimientos diferentes en una misma noche y son también responsables del robo de nueve vehículos que luego han ido utilizando durante los asaltos perpetrados en bares y comercios.
Durante la fase de explotación de esta operación, denominada Machine 2, la Guardia Civil ha realizado cinco registros domiciliarios en los que se ha conseguido recuperar tanto las herramientas usadas en los golpes, como los guantes y los pasamontañas; y numerosos objetos procedentes de estos robos, como ropa deportiva, perfumes, bisutería, tabaco, televisiones, cámaras fotográficas, videoconsolas o juegos, entre otros.
Tras las cuatro primeras detenciones, la Guardia Civil ha detenido a cuatro personas más por receptación de objetos procedentes de robo.
MODUS OPERANDI
La investigación que ha conducido al desmantelamiento de esta banda criminal se inició el pasado mes de noviembre de 2010 al constatarse que en numerosos comercios y bares de Otura, Alhendín, Las Gabias, Ogíjares, La Malahá y Churriana de la Vega, se estaban produciendo una serie de hechos delictivos con un mismo modus operandi.
Los detenidos asaltaban una vivienda, en algunas ocasiones incluso con los moradores dentro, y sustraían las llaves de un vehículo, y con ellas se apoderaban del coche que normalmente estaba aparcado en las inmediaciones.
Con este vehículo luego se dirigían hasta el establecimiento que iban a asaltar, forzaban la persiana y las cerraduras con una palanca, y en menos de cinco minutos huían con un cuantioso botín.
Los detenidos utilizaban los vehículos robados durante varios días, hasta que la Guardia Civil conseguía recuperarlos, y para ello los dejaban bien aparcados en urbanizaciones cercanas.
Los establecimientos más robados fueron los bares, de donde se llevaban las máquinas tragaperras o las expendedoras de tabaco para forzarlas más tranquilamente en otro lugar.
También fueron víctimas de estos delincuentes tiendas de deporte, alguna de las cuales llegaron a robar en dos ocasiones en apenas quince días, perfumerías y estancos, en donde sustraían efectos que vendían luego fácilmente, como tabaco, perfumes o ropa de deporte.
Tras las primeras inspecciones oculares, la Guardia Civil constató que descubrir a los autores de estos robos no iba a ser tarea fácil, ya que utilizaban guantes y pasamontañas que evitaba que pudieran ser identificados.
No obstante, la Guardia Civil averiguó la identidad de uno de los integrantes de esta banda y tras dos meses de seguimiento, se averiguaron las identidades del resto de los componentes y se encontraron indicios suficientes de su participación en los robos.
Los ocho detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción 3 de Santa Fe, que ha decretado prisión para los cuatro integrantes del grupo.
La investigación ha sido realizada por el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Armilla aunque los registros llevados a cabo en Alhendín, Armilla y Las Gabias también han participado agentes del GRS de la Guardia Civil desplazados desde de Sevilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí