El secretario general de la Federación Agroalimentaria de CCOO de Andalucía, Antonio Perianes, el secretario general de la Unión Provincial de Granada, Ricardo Flores y su homólogo en el sindicato provincial Agroalimentario de CCOO de Granada, Nicolás Pérez han explicado en rueda de prensa las numerosas ventajas que supone la integración de los trabajadores del campo en el Régimen General de la Seguridad Social, una reivindicación histórica, por parte de CCOO, que se recoge en el acuerdo Económico y Social, firmado con el gobierno.
Entre las numerosas ventajas que supone este acuerdo, destaca el derecho de los trabajadores a cotizar por un salario real aumentando su base de cotización y por ello también sus futuras pensiones que no alcanzan en estos momentos el mínimo, en el 60% de los casos, ha confirmado Antonio Perianes.
El secretario general de Agroalimentario en CCOO de Andalucía ha recordado que «hasta ahora el trabajador del campo cotizaba casi el doble que un trabajador del Régimen General pero percibía en su pensión la mitad». Concretamente, en 2009 la pensión media de un trabajador del Régimen Especial Agrario era de 556,59 euros ante los 1073,78 euros que percibe un trabajador del Régimen General, por lo que gracias a este acuerdo habrá un aumento de las pensiones andaluzas que van a converger con la media de pensiones de este país.
Además, la firma del acuerdo económico y social supone una mejora en cuanto a la protección social de este sector: contempla la eliminación de la barrera que impedía a los trabajadores jubilarse anticipadamente y reconoce las prestaciones en maternidad y de desempleo para estos trabajadores que anteriormente percibían una base fija que no tenía ninguna relación con su salario real.
En este sentido, Perianes ha explicado que a las personas que se vayan a jubilar se les computará tanto el tiempo que hayan estado acogidos al Régimen Especial Agrario como el tiempo que hayan cotizado en el Régimen General a partir de su publicación en el BOE, mientras que para cotizaciones que no tienen carencia en el tiempo, como una enfermedad temporal, o una invalidez, tendrán derecho a un salario real, algo que nunca habían tenido estos trabajadores.
El responsable sindical también ha calificado como un avance importante el hecho de que la integración en el Régimen General es compatible con el derecho al subsidio agrario.
El acuerdo será presentado como anteproyecto de Ley por el gobierno en el Parlamento y a partir de ahí se establecerá un período con facilidades enormes a los empresarios que se alarga hasta el año 2031 para que las mejoras de los asalariados no perjudique la competitividad del sector. Desde el momento en que la Ley se publique en el BOE un trabajador del campo tendrá las mismas prestaciones que uno, por ejemplo, del sector industrial.
Información facilitada por CCOO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí