Asociaciones de mujeres, colectivos vecinales, centros educativos, sindicatos , grupos políticos y, como no, el Ayuntamiento firmaban ayer el Pacto Local por la Conciliación de la Vida Familiar y Laboral. Este acuerdo pretende sensibilizar a la población en general y las empresas en particular sobre la necesidad de facilitar el equilibrio entre el ámbito familiar y, personal y profesional de las mujeres y por extensión de su entorno, y llega tras casi dos años de reuniones de trabajo periódicas para delimitar qué acciones se deben poner en marcha en el caso de Loja. El municipio es así uno de los 32 andaluces que forman parte del programa Conciliam, que promueve la Federación Andaluza de Municipios y Provincias y el Instituto Andaluz de la Mujer.
Para dar cuenta de la importancia de este pacto, como paso inicial hacia una auténtica conciliación, habló la concejala de Igualdad del Ayuntamiento, Raquel Cobos, que destacó «el peso que este pacto y las medidas que se promuevan tendrán ya no sólo para las mujeres sino para sus familias, porque de lo que se trata es que no sólo sean ellas las protagonistas de este esfuerzo sino que ha de ser una tarea de todos, puesto que de otra manera se las estaría forzando dóblemente: a llevar una vida laboral, familiar y personal en paralelo y, al mismo tiempo, a intentar que esas tres facetas se puedan acomodar unas a otras».
Como explicó por su parte ante los colectivos firmantes el alcalde, Miguel Castellano, «este es un trabajo y una responsabilidad de todos, aunque parta de una declaración de principios que será ratificada en el próximo pleno». El pacto se alargará durante los próximos dos años, si bien con idea de renovarlo tácitamente si los objetivos a conseguir aún no se han alcanzado plenamente. Respecto a su contenido, Castellano comentó las tres líneas de acción del pacto: sensibilizar hacia un cambio de valores vinculados a la corresponsabilidad de todos, el desarrollo de habilidades que faciliten esa corresponsabilidad en todos los ámbitos y la generación de cada vez un mayor número de espacios de encuentro y equilibrio entre hombres y mujeres.
De esta forma, y a través de 17 acciones concretas, Ayuntamiento y entidades firmantes esperan contribuir a una igualdad real que facilite esa ansiada conciliación. En materia de sensibilización, se llevarán a cabo charlas sobre igualdad de oportunidades, sesiones sobre educación no sexista con padres y madres y cine-forum y coloquios para concienciar a la población en general de lo que es necesario cambiar en nuestro sistema de valores. Respecto a la formación a realizar, el Pacto plantea cursos para el personal municipal sobre la igualdad de género y conciliación, cursos de autonomía doméstica para hombres, talleres escolares y sesiones formativas para madres y padres en paralelo para promover la corresponsabilidad en el seno familiar.
El último eslabón del pacto, hace referencia a la promoción de nuevas fórmulas de gestión del tiempo, o lo que es lo mismo, la clave para que las obligaciones laborales de los miembros de la familia no interfieran en la cotidianidad de ésta. Para ello, el nuevo pacto del municipio propone ampliar el horario de las actividades de ocio en todos los ámbitos, tener en cuenta los criterios de conciliación en la realización de programas formativos o educativos, ampliar las propuestas de ocio a periodos como las vacaciones o la Semana Santa, estudiar los horarios comerciales más adecuados a las necesidades de la ciudadanía, editar una guía de consultas frecuentes sobre el tema o implantar planes de igualdad en las pymes.
Información facilitada por Ayuntamiento de Baza

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí