GRANADA, 1 (EUROPA PRESS)
La Agencia Andaluza del Agua (AAA) ha recibido un total de doce alegaciones al proyecto de la segunda fase de las conducciones de la presa de Rules (Granada) para garantizar el abastecimiento y regadío de la costa granadina, durante el periodo de consulta pública que acaba de finalizar.
En este sentido, la Consejería de Medio Ambiente ha precisado en una nota que dichas alegaciones «no suponen ninguna» alteración sustancial del proyecto original por lo que la semana que viene está «prevista» la aprobación definitiva del mismo para su próxima licitación, una vez concluyan los trámites de fiscalización correspondientes a todo proyecto de obras.
Este proyecto tiene un presupuesto estimado en unos 80,3 millones de euros, de los que 55,5, lo que representa el 69 por ciento, se destina a actuaciones para garantizar el riego a unas 19.500 hectáreas de cultivos de la costa tropical granadina, y 24,7 millones de euros para garantizar el abastecimiento de más de 300.000 personas de los municipios del litoral granadino.
La segunda fase de las obras de conducciones del Sistema Béznar-Rules permitirá la continuación de las tuberías de una primera fase, que van desde el embalse de Rules hasta el Puente del Río Vélez, en la que la Junta de Andalucía invirtió 3,5 millones de euros. La continuación de esta segunda fase de las obras consiste en la construcción de dos conducciones paralelas e independientes que conectarán con las existentes en el Puente de Vélez, para garantizar el agua tanto a los cultivos costeros y del Valle del Guadalfeo como a la población del litoral granadino.
Asimismo, para garantizar el abastecimiento a la población, la nueva tubería conectará la existente en Puente del Río Vélez con la Estación de Tratamiento de Agua Portable (ETAP) de Molvízar. Para garantizar el riego a los cultivos subtropicales de la zona, se construirá una conducción desde el Puente de Vélez hasta las proximidades del Azud del Vínculo y desde allí se bifurcará para las dos márgenes y llegar a las balsas de Cañizares y la de decantación de Molvízar.
En el proyecto se incluye el desarrollo de las infraestructuras necesarias para garantizar los usos de abastecimiento y regadío mediante la realización de conducciones, balsas, elementos para la impulsión y estaciones de bombeo, conexiones eléctricas y todos los caminos de acceso necesarios.
Por otro lado, ha indicado que estas nuevas infraestructuras supondrán «un importante beneficio» sobre el medio ambiente y la economía de la provincia de Granada, ya que cuando entre en servicio permitirá mejorar «considerablemente» la calidad del agua, al no tomar directamente del río y ser conducida por canales abiertos sino por tuberías forzadas.
Al mismo tiempo, el proyecto incrementará la competitividad de los cultivos subtropicales, de gran rentabilidad económica y social para la costa tropical, abaratando los costes al eliminar la necesidad de sondeos y elevaciones desde los canales tradicionales y garantizará el abastecimiento de la zona portuaria de Motril.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí