MOTRIL (GRANADA), 1 (EUROPA PRESS)
La Policía Nacional ha detenido en Motril (Granada) a dos mujeres de 31 y 24 años por su presunta participación en un delito de hurto de joyas valoradas en unos 40.000 euros de un domicilio en el que una de ellas trabajaba como empleada de hogar.
La denuncia se interpuso un tiempo después de que se produjeran los hechos, ya que la propietaria de las alhajas no las echó en falta hasta unas semanas después de haberse cometido el hurto. Así, tras las gestiones realizadas por el grupo de Policía Judicial, se averiguó que parte de las joyas denunciadas habían sido vendidas en varias operaciones realizadas en una casa de compra-venta de oro de Motril.
Con los datos recabados de las ventas de las joyas se detuvo a la persona que realizó dichas transacciones por un posible delito de hurto y se comprobó que una de las mujeres había presuntamente sustraído las joyas y que estas se las dio una conocida suya para que las vendiera cobrando 50 euros por dicha gestión.
Posteriormente se logró identificar a la mujer que le había entregado las joyas para su venta a la detenida y resultó ser la persona que había trabajado como empleada de hogar en la vivienda de la denunciante, procediendo por tanto a su detención y pasando ambas a disposición de la autoridad judicial.
Por otra parte, la Policía ha recuperado joyas por valor de 10.000 euros que fueron robadas en un domicilio de Motril al que accedieron tras escalar y entrar por una ventana. El robo se produjo a mediados de diciembre, momento en el que por parte del Grupo de Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de Motril se iniciaron las gestiones con el fin de esclarecer el suceso y fruto de las mismas se tuvo conocimiento de que dos personas intentaron vender parte de las joyas sustraídas en establecimientos de compra-venta de oro de Motril.
Continuando las investigaciones y tras recabar más datos sobre lo sucedido se logró identificar a los individuos que trataron de vender las joyas robadas y siguiendo la pista de estos se comprobó que uno de ellos vendió las joyas sustraídas en un local de compra-venta de oro de la localidad almeriense de Roquetas de Mar, por lo que Policías del Grupo de Policía Judicial de Motril se desplazaron a esa localidad almeriense donde intervinieron las joyas robadas, las cuales fueron entregadas al denunciante, dando cuenta de los hechos al Juzgado de Instrucción correspondiente de Motril.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí