GRANADA, 31 (EUROPA PRESS)
La delincuencia ha vuelto a disminuir por tercer año consecutivo en la provincia de Granada, donde las infracciones penales, es decir los delitos y las faltas, disminuyeron un 5,5 por ciento en 2010 con respecto al año anterior. Además, en el caso de los delitos la bajada fue del 8,7 por ciento, mientras que las faltas experimentaron un descenso del 2,3, según los datos facilitados en rueda de prensa por el subdelegado del Gobierno en Granada, Antonio Cruz.
Entre los delitos que más han descendido, tanto en la demarcación de la Guardia Civil como de Policía Nacional, se encuentran los robos con violencia, que descendieron en 2010 un 21 por ciento, el robo con fuerza en las cosas (-10 por ciento) robos en locales (-25 por ciento) y robos de y en vehículos (-33 por ciento). Por el contrario, las infracciones que no han seguido esta tendencia a la baja han sido los hurtos –la mayoría cometidos en los alrededores de las zonas comerciales– que subieron un 6 por ciento en la provincia.
Estas cifras son «aún más significativas» en la capital granadina, donde el índice de infracciones penales ha descendido un 8,07 por ciento. Los delitos bajaron un 16 por ciento y las faltas un 1,36 por ciento. Por el contrario, los hurtos registraron una subida del 3,5 por ciento y las falsedades un 25 por ciento más.
Los índices de delincuencia bajaron en 2010 de manera generalizada en todos los distritos de la ciudad. En concreto, en el Distrito Sur los delitos y faltas descendieron un 15 por ciento; en el Distrito Centro, un 8 por ciento y en el Distrito Norte, un 5,3 por ciento.
El subdelegado del Gobierno también ha destacado la importante labor policial realizada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en los principales núcleos de población de la provincia, donde los índices de delincuencia también han registrado descensos significativos. En concreto, en Motril las infracciones penales bajaron en 2010 un 17,6 por ciento y en Baza un 4,08.
A pesar de estos datos, Antonio Cruz ha manifestado que estos datos sirven para constatar una realidad pero que labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado «debe continuar para conseguir reducir aún más estos índices de delincuencia en la provincia».
Además, ha afirmado que estas cifras son el resultado del «excelente» trabajo que realiza cada día tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional cada uno en sus ámbitos de competencia y ha incidido en que la disminución de la delincuencia evidencia que la crisis no está teniendo incidencia en el número de delitos o faltas cometidos. «Si no, en estos dos años de recesión económica los datos habrían sido muy distintos, y no habrían disminuido las infracciones penales».
Cruz también ha resaltado que estos resultados se deben al incremento experimentado por las plantillas tanto de la Guardia Civil como de la Policía Nacional en los últimos 6 años. En el primer caso, desde 2004 se han incorporado 480 miembros registrándose 1.960 efectivos en total y, en el caso de Policía Nacional, la plantilla se ha incrementado desde 2004 un 46 por ciento pasando de los 715 efectivos a los 1.047 actuales.
El incremento de las plantillas y «como consecuencia la mayor presencia de agentes en las calles» ha contribuido, según Cruz, «a aumentar la sensación subjetiva de seguridad en los ciudadanos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí