Manuela Martínez, secretaria general de UGT Granada, ha denunciado que el Gobierno ha dejado a los parados a merced de las agencias privadas de colocación con ánimo de lucro, a las que ha cedido la intermediación laboral, a pesar de que el Sindicato «siempre ha apostado por reforzar los Servicios Públicos de Empleo, invertir más y mejor para acercarnos a la media europea», ha señalado.
La representante ugetista ha incidido además sobre la potestad que les atribuye a estas agencias privadas de colocación para que, si el parado no cumple con los requerimientos que se le exigen, «puedan incluso determinar la pérdida de la prestación del mismo», una potestad que hasta ahora y conforme a la legislación sólo correspondía a los Servicios Públicos de Empleo.
A juicio de Martínez, el Gobierno en lugar de modernizar y reforzar los Servicios Públicos de Empleo, tal y como le viene pidiendo desde hace tiempo «ha optado por el atajo, haciendo más vulnerables a los trabajadores desempleados, que pasan a ser objeto de negocio». Por último, ha advertido del sobre el peligro de dualizar la intermediación laboral, puesto que se corre el riesgo de que los servicios públicos se conviertan en oficinas de asistencia social de intermediación, mientras que las agencias privadas se dediquen a colocar a los desempleados más cualificados y formados. Información facilitada por UGT Granada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí