MOTRIL (GRANADA), 28 (EUROPA PRESS)
El Grupo Especial de Menores de la Policía Local de Motril (Granada) tuvo que hacerse cargo este jueves de dos niños que habían sido dejados solos por sus padres en el vehículo familiar, que tenía las puertas abiertas y con la llave en el contacto.
Los agentes se habían dirigido al coche con intención de multarlo porque estaba mal aparcado, en una zona de carga y descarga, pero, al acercarse observaron a los dos menores, de 6 y 10 años, que, según los comerciantes de la zona, ya llevaban en su interior más de media hora, ha informado el Ayuntamiento de Motril en una nota.
Tras otra media hora más esperando a que los padres llegaran, los policías decidieron llamar a la grúa para que retirara el vehículo y al Grupo Especial de Menores, quienes los condujeron a la Jefatura de la Policía. Poco rato después, se presentaron los padres, de origen chino aunque afincados en Motril, en las dependencias policiales, donde fueron identificados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí