El Partido Popular de Granada celebró en la tarde de ayer un Comité Ejecutivo Provincial en Fuente Vaqueros en el que censuraron la actitud que, desde hace un tiempo atrás, viene ejerciendo el Partido Socialista en la provincia de Granada, «empañando la vida pública y culpando al PP de generar crispación y ejercer una guerra sucia cada vez públicamente exigen que se tomen medidas ante presuntas actuaciones corruptas de dirigentes socialistas o cuando recogen el sentir de los ciudadanos y reclaman que se ejecuten las infraestructuras prometidas y que son imprescindibles para esta tierra».El presidente del PP de Granada, Sebastián Pérez, recordó que en pocos años, el PSOE ha conseguido trasladarnos del estado del bienestar que generó el PP a un estado de malestar y añadió que con la antigua dirección socialista «había diálogo y se podía llegar a acuerdos puntuales para remar todos en la misma dirección». Acuerdos que, a su juicio, «deberían de ser sagrados y no deberían utilizarse como arma política por el bien de esta tierra», pero que desde que «lo más radical del PSOE se ha hecho con el poder en esta provincia, es prácticamente imposible llegar a consensos». En este sentido, el líder de los populares aseguró que esta actitud viene motivada por el «nerviosismo» existente en las filas del PSOE «que ven como les llega la hora de abandonar la poltrona y están más pendientes de complacer a sus jefes de Sevilla, que de velar por el interés de esta tierra, y todo, por intentar salvarse de la quema. Hasta tal extremo llegan que, a día de hoy, la gran pregunta que se hacen muchos socialistas y granadinos es quién gobierna realmente en Granada», apostilló.Pérez señaló que exigir las infraestructuras tan necesarias para Granada «no sólo es un deber de los representantes públicos de esta tierra, sino también su obligación» y recordó a la dirigente socialista que si lo que entiende por «guerra sucia» es confiscar una actuación pública o denunciar aquello que estiman que no se ha hecho bien, «podrá seguir culpando al PP de generar crispación porque continuaremos en esta batalla, le pese a quien le pese».En este sentido, pidió a Teresa Jiménez que explique si se trata de una denuncia «sin fundamento» o una «caza de brujas» el hecho de que el alcalde socialista de Zafarraya esté condenado a cárcel por un delito de desobediencia a la autoridad, que el alcalde de Loja haya dado un pelotazo urbanístico, que la alcaldesa de Arenas del Rey se haya construido una casa ilegal, o que el alcalde de Alhendín haya desviado fondos del Plan E «un tema que al parecer tampoco interesa al subdelegado del Gobierno, que continúa con su política sectaria y partidista y tan sólo investiga Ayuntamientos que están bajo las siglas del PP».
«Tendría que explicar también a quién se le regalaron las corbatas de seda y el vino gran reserva que facturó el alcalde de Maracena al Ayuntamiento o con quién fue a comer dicho regidor en restaurantes de lujo y cuyas facturas han sido pagadas con los impuestos de todos los maraceneros». Con respecto a este municipio, también añadió que le gustaría conocer cuál es la opinión de Teresa Jiménez con respecto a las acusaciones «ruines y mezquinas» que un concejal socialista tuvo hacía Juan José Cortes, una actuación que a su juicio «no tiene precedente en la política española», en la que se atacó de manera «rastrera» a un padre que ha perdido de manera trágica a una hija y lamentó que «todo se haya hecho bajo el silencio cómplice de la dirección provincial socialista».
Además apuntó que tampoco se ha pronunciado la secretaria general de los socialistas sobre la sentencia del TSJA en la que se multa a la Alhambra por vulnerar el derecho a la huelga de los trabajadores, el por qué no se van a hacer las facultades de Farmacia y Odontología en el PTS o el por qué peligra la finalización de la facultad de Medicina por falta de financiación de los gobiernos socialistas.
A su juicio, Teresa Jiménez, «debe una explicación a los ciudadanos» y debería dar ejemplo y empezar a tomar medidas en vez de intentar responsabilizar al PP de manchar la política con «falsas denuncias», a pesar de ser consciente de que muchas de ellas «son acusaciones que hacen los jueces y no el PP».
Infraestructuras
Con respecto a las infraestructuras, Pérez advirtió que «su formación no va a permitir que Granada siga siendo la primera en lo malo y la última en lo bueno y continuarán denunciando lo evidente: que la A-7 tiene tramos parados, que el AVE que iba a traer a ZP en el año 2007 no llega porque no se invierte lo presupuestado, o que la segunda circunvalación es un recuerdo del pasado más que una realidad», concluyo.Información facilitada por PP Granada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí