GRANADA, 24 (EUROPA PRESS)
La Policía Nacional ha detenido durante el fin de semana a tres hombres acusados de maltratar a sus parejas sentimentales en Granada capital, donde la rápida actuación de los agentes permitió intervenir un cuchillo de cocina con el que uno de los presuntos agresores amenazó a su mujer.
La primera de las detenciones tuvo lugar después de que una mujer y su padre se presentaran en la Comisaría para denunciar que el marido de ella, del que se está divorciando, se había presentado en el domicilio familiar y la había amenazado solicitando explicaciones por esta decisión «a la vez que la agredía y zarandeaba violentamente agarrándola del cuello».
La víctima y su padre relataron estos hechos a la Policía, que trasladó a la mujer al Hospital Ruiz de Alda para que fuera atendida de las posibles magulladuras que le había causado su ex marido durante la agresión.
Una vez asistida y con el parte médico expedido, los agentes se personaron en el domicilio familiar y procedieron a la detención del presunto agresor, que ya ha pasado a disposición judicial mientras que el padre de la mujer se ha hecho cargo de los hijos pequeños de la pareja.
La segunda de las detenciones se produjo en una vivienda del barrio de la Chana, desde donde un ciudadano telefoneó al 091 alertando de que un hombre estaba amenazando con un cuchillo de cocina a su mujer.
Una vez allí, los agentes se pusieron en contacto con la víctima y tras conocer lo sucedido detuvieron al hombre, que aún se encontraba en el domicilio familiar. Allí fue localizado e intervenido el cuchillo que utilizó momentos antes para amenazarla.
ABOFETEADA EN PLENA CALLE
La última detención por malos tratos durante el fin de semana se produjo en otro domicilio de una céntrica calle de la ciudad, donde, al igual que en los casos anteriores, fue un particular quien avisó a la Policía de que se estaba produciendo una riña familiar «subida de tono y donde podía haber más que palabras».
La mujer manifestó a los agentes que había discutido con su marido y que en el transcurso de la riña, él la abofeteó repetidamente por decirle que le iba a denunciar ante la Policía.
Los agentes localizaron al hombre y procedieron a detenerlo por estos hechos que él mismo reconoció ante la Policía al decir que «le había pegado unas guantadas mientras discutían por asuntos personales».
La mujer no presentaba signos ostensibles de violencia, por lo que no fue asistida de urgencia, mientras que su marido quedó detenido y pasó a disposición judicial por estos hechos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí