Ideas como charlas educativas, el impulso del Punto Limpio del municipio para recogida de determinados residuos, la instauración de un servicio de recogida móvil de residuos verdes -que se suma también a la recogida de mobiliario- o el desarrollo actualmente de un taller de compostaje, pretenden concienciar sobre este aspecto.
Estas actuaciones son algunas de las soluciones de las que hablaron el jueves Montserrat Zamorano y Ángel Ramos, profesores del Departamento de Ingeniería Civil de la Universidad de Granada, dentro de la conferencia «Apúntate al residuo cero» que tuvo lugar a las 18:00 horas en el Centro Cívico de Loma Linda, en el marco del proyecto Ciencia y Sociedad desarrollado por la Facultad de Ciencias en Ogíjares con el objetivo de acercar las líneas de investigación del centro universitario a la ciudadanía.
Y para llegar a comprender el alcance de nuestros residuos, la docente arrojó algunos datos muy significativos. Por ejemplo, habló de una isla del Pacífico del tamaño de Francia que se ha convertido en un auténtico continente de la basura por los residuos que se echan al mar y aseguró que la Cabalgata de Reyes Magos en Madrid dejó en unas horas más de 28.200 kilos de basura.
Pero Zamorano fue más gráfica aún: un bebé genera en su primer año 200 kilos de basura y a lo largo de toda su vida creará casi 50.000 kilos de residuos. Y más cercano aún es el cálculo de que la ciudad de Granada tardaría en llenar la superficie de un campo de fútbol con 30 metros de altura (10 pisos) sólo 82 días.
Ante esta inmensa producción de basura, los expertos abogaron por la reutilización en la mayor medida posible, para darle la vuelta al porcentaje de que el 70% de los residuos acaban en el vertedero, y hacer conscientes a los vecinos del verdadero problema que suponen los residuos. También propusieron otras salidas a los vertederos asequibles para cualquier vecino, como utilizar carros de la compra en lugar de bolsas de plástico, recuperar el hábito de las botellas de vidrio reutilizables en detrimento de los tetra-bricks, usar productos recargables… «Antes también había basura, pero era más orgánica y más fácil de reciclar. Ahora se puede medir la riqueza de un país por la cantidad de basura que genera y los residuos se están convirtiendo en un problema ambiental, social y ético», comentó Zamorano durante la conferencia, que también recordó las malas prácticas empresariales que están enviando material electrónico inutilizable a países en desarrollo camuflado como donaciones o los pactos para que los aparatos electrónicos dejen de funcionar en un determinado tiempo y así aumentar el consumo. Información facilitada por Ayuntamiento de Ogíjares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí