GRANADA, 18 (EUROPA PRESS)
El Departamento de Nieve Producida de la Estación de Esquí de Sierra Nevada ha reactivado el sistema para conservar la calidad de la nieve y aumentar los espesores en las partes más bajas del recinto, lo que ha sido posible gracias al descenso de temperaturas experimentado en las últimas horas y que se prolongará varios días.
La producción de nieve se realiza con medio centenar de cañones de última generación, de bajo consumo eléctrico y máxima productividad en condiciones de baja temperatura y humedad, según ha informado en un comunicado Cetursa, la empresa pública que gestiona la estación de esquí.
El trabajo se concentra por debajo de la cota 2.500 metros en el tramo final de la pista El Águila, Copa del Mundo, Río, Maribel, Loma de Dílar, Fuente del Tesoro y Neveros.
Sierra Nevada, que dispone de nieve polvo en todas sus pistas desde hace días, conserva así uno de los dominios esquiable con mejor oferta de nieve y superficie del sur de Europa, con más de 102 kilómetros y espesores de entre 50 y 400 centímetros.
Además, con la producción en zonas bajas, el departamento de Nieve Producida de Sierra Nevada persigue garantizar el máximo espesor posible en previsión de que la nieve pudiera resentirse más adelante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí