Desconocen el paradero del hijo de la víctima y apuntan a la posibilidad de que «no exista»
GRANADA, 17 (EUROPA PRESS)
El cadáver de la mujer de 29 años y nacionalidad china que perdió la vida el pasado jueves tras recibir varios golpes en la cabeza supuestamente por parte de su pareja permanece en el Instituto Anatómico Forense de Granada a la espera de que algún familiar lo reclame, según han informado a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno y la Junta de Andalucía.
Tanto el Gobierno andaluz como fuentes del Cuerpo Nacional de Policía afirman no tener constancia del paradero del supuesto hijo de la víctima, un niño de unos seis años cuya presencia fue alertada por el entorno de la mujer y que aún no ha sido identificado.
De hecho, la delegada del Gobierno andaluz en Granada, María Jesús Sánchez, ha apuntado esta mañana a la posibilidad de que el niño «no exista» y todo haya sido fruto de la «confusión» de los primeros momentos.
«Se había comentado por parte del entorno –de la víctima– que había un niño de seis años», sin embargo, en los trabajos que se han realizado hasta ahora por parte de las distintas administraciones «no consta la existencia de este menor», ha dicho la dirigente provincial de la Junta, organismo del que de depende la Policía Autonómica.
Ahora, y una vez que la autopsia ha confirmado que la mujer murió a causa de los golpes recibidos en la cabeza con un objeto contundente, la autoridad judicial está realizando gestiones con el Consulado de China para localizar a algún familiar para que se haga cargo de su cadáver, puesto que hasta las instalaciones del Anatómico Forense «sólo se han acercado conocidos».
A PRISIÓN
Por su parte, el Juzgado de Guardia número 1 de Granada decretó el sábado prisión sin fianza para la pareja sentimental de la víctima, un ciudadano de nacionalidad china, identificado como X.L. y de 32 años, acusado de un delito de homicidio.
De este modo, el hombre ha entrado en prisión sin posibilidad de abonar fianza, mientras que el caso lo gestionará a partir de ahora el Juzgado de Violencia sobre la mujer número 2.
El suceso tuvo lugar poco antes de las 20,28 horas del pasado jueves en el número ocho de la calle Trajano de la ciudad de la Alhambra, cuando los vecinos del entorno alertaban a las autoridades de que desde dicho inmueble se percibían gritos y ruidos que inducían a pensar que en el interior de la tienda se estaba produciendo una fuerte discusión entre al menos dos personas.
Una patrulla de agentes de la Policía Local de Granada se personó en el lugar, pero los funcionarios comprobaron que la puerta de acceso al negocio, destinado a la venta de golosinas y otros productos, estaba cerrada. Los agentes, no obstante, se introdujeron a través de una ventana en el interior de la tienda, donde descubrieron el cuerpo de una mujer de nacionalidad china que yacía boca abajo con una herida abierta en el cráneo. En el mismo inmueble, los policías hallaron a un hombre de la misma procedencia cuyo atuendo estaba ensangrentado y cuyas manos aún lucías heridas quizá fruto de un enfrentamiento.
Rápidamente, los agentes apresaron al sujeto, identificado como X.L. y nacido en 1978, requiriendo asimismo un equipo de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) 061 para atender a la víctima. No obstante, los facultativos sanitarios nada pudieron hacer por la mujer.
Mientras, la Subdelegación del Gobierno ha confirmado que tanto la víctima como el presunto agresor tienen la documentación en regla y residen de forma legal en España. Ambos regentaban una tienda de alimentación ubicada en la calle Trajano de la capital granadina, donde habrían tenido lugar los luctuosos hechos que se han cobrado la vida de esta ciudadana china.
En el establecimiento se encontró también una losa de mármol que por el momento es considerar el arma homicida.
Así, la consejera para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta, Micaela Navarro, confirmó el pasado viernes que éste es el primer caso de violencia machista de 2011 en Andalucía. La mujer china no había interpuesto ninguna denuncia previa por maltrato contra el supuesto agresor y sobre el que no pesaba ninguna orden de alejamiento ni ninguna otra medida cautelar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí