También han sido citados a declarar el Director de Administración, el actual Director de la Oficina de Guadahortuna y los responsables del Departamento de Asesoría Jurídica de Caja Rural de Granada. Este hecho se deriva de una querella interpuesta por un delegado de CCOO contra un auditor interno de Caja Rural de Granada, por un presunto delito de apropiación indebida y falsificación de documento mercantil.
Los hechos se remontan a febrero de 2008 fecha en la que como consecuencia de una auditoría interna en la oficina de Guadahortuna de la citada entidad, se realizó presuntamente una apropiación indebida por valor de 10.145 euros y una falsificación en documento mercantil, por el referido auditor, sin que hasta la fecha este hecho haya sido denunciado por la citada entidad.
En virtud de los resultados de la citada auditoria el Director de la oficina de Guadahortuna, delegado de CCOO, fue degradado a gestor comercial a otra oficina de la misma entidad. Por esta razón, el director de Guadahortuna interpuso demanda en el Juzgado de lo Social nº 1 de Granada por vulneración de derechos fundamentales, siendo estimada la misma, ante lo cual la entidad financiera recurrió ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Sala de lo Social, estimando éste el recurso.
En el año 2009, el director degradado, ante la constatación de hechos nuevos relacionados con la referida auditoría, se querelló por un presunto delito de apropiación indebida y falsificación de documento mercantil contra el auditor interno de Caja Rural de Granada, el cual fue despedido en mayo de 2009. En el referido proceso, el Juzgado de Instrucción Número 1 de Granada D. PREVIAS 9825/09 ha imputado al Director de Caja Rural y varios responsables, por presunto delito de desobediencia grave a la autoridad judicial, que se sigue en el Juzgado de Instrucción número 9 de Granada.
A partir de este momento, el delegado ha sido objeto de numerosos cambios de destino, hasta el punto de haber sufrido seis traslados en un período de seis meses: desde mayo hasta noviembre de 2010. Este hecho ha sido denunciado por la sección sindical de CCOO de dicha entidad ante la Inspección de Trabajo, denuncia que todavía no ha sido resuelta.Información facilitada por Comisiones Obreras de Granada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí