Un total de nueve personas están presuntamente implicadas en estas agresiones
GRANADA, 17 (EUROPA PRESS)
La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) se personará como acusación particular en la causa abierta a raíz de la agresión perpetrada contra tres agentes durante la detención en Pinos Puente (Granada) de un peligroso delincuente reclamado judicialmente en relación con 16 causas por juzgados de Granada, Almería y Sevilla.
Los hechos sucedieron el pasado 10 de enero después de que una patrulla de la Guardia Civil descubriera en una conocida barriada marginal de Pinos Puente al citado delincuente, que al sentirse descubierto, arremetió contra los guardias con mordiscos, patadas y cabezazos, a la vez que gritaba para que familiares y vecinos lo ayudaran a zafarse de quienes lo detenían y escapar, según informó en su día el Instituto Armado.
De las viviendas aledañas comenzaron a salir hombres y mujeres que también arremetieron contra los agentes con empujones, patadas, bocados y puñetazos, a la vez que tiraban del detenido para intentar liberarlo.
Para evitar que la muchedumbre consiguiera liberar al detenido, uno de los guardias civiles se esposó a él. A partir de ese momento la principal preocupación de los agentes pasó a ser que no les arrebataran las pistolas reglamentarias hasta que consiguieron alcanzar el vehículo oficial y trasladaron al detenido hasta el acuartelamiento de Pinos Puente.
UN SIMPLE EMPUJÓN
Tras conocer esta noticia, la Asociación Unificada de la Guardia Civil en Granada ha anunciado en un nota que «estará junto a sus afiliados» en este asunto y ha criticado que a las agresiones a agentes de la autoridad «se les intente restar importancia, para rebajarlos a otros tipos penales como la desobediencia grave o leve», mientras que en el ámbito de la docencia ya se está aplicando la condena máxima para el delito de atentado.
A juicio del colectivo, un simple empujón se ha de calificar como delito de atentado contra agente de la autoridad, ya que lo contrario transmite a la opinión pública que las agresiones a los agentes «son accidentes rutinarios en las intervenciones, –según añaden–no es así».
Por último, la Asociación ha felicita públicamente a los agentes de servicio del Puesto de Pinos Puente que lograron la detención de «uno de los delincuentes más peligrosos y buscados en Andalucía, poniendo en grave riesgo incluso su propia vida».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí