ORCE (GRANADA), 15 (EUROPA PRESS)
La Consejería de Medio Ambiente ha introducido nueve ejemplares de cabra montés en la Sierra de Orce (Granada) en el marco de un proyecto para recuperar esta especie autóctona y controlar la expansión de su «competidor directo», una cabra original del Norte de África que le ha ganado terreno en diversas sierras andaluzas.
Se trata de la primera suelta que se prevé realizar en la Sierra de Orce durante al menos los dos próximos años y tiene un carácter experimental. De hecho, los animales, seis hembras y tres machos de entre dos y cinco años, han permanecido varios días en un cerco de climatización para favorecer su adaptación al entorno y van provistos de un transmisor con sistema de localización GPS para que los expertos puedan controlar sus movimientos.
Según ha relatado a Europa Press el jefe del Servicio de Gestión del Medio Natural de la Delegación Provincial de Medio Ambiente, Borja Nebot, el proyecto también abarca la sierra almeriense de María y su objetivo es reforzar las poblaciones locales de esta especie cuya presencia se ha reducido drásticamente en los últimos años al ser desplazada por la arruí africana.
Este cabra fue introducida en los años 70 en algunas sierras de la Comunidad de Murcia y desde entonces ha crecido «sin control» logrando expandirse en serranías de provincias limítrofes, como Alicante, Almería, Jaén y Granada, entre otras.
Su densa población, que ya ha ocasionado problemas en cultivos agrícolas, está impidiendo que la cabra montés «levante cabeza» en la Sierra de Orce y para solucionarlo el proyecto de la Junta también recoge medidas concretas dirigidas a controlar su expansión.
Así, los expertos tratarán de censar la población de la cabra arruí, cuyo número concreto se desconoce, y determinarán cuáles son los corredores naturales que utiliza para introducirse en Andalucía desde la Comunidad de Murcia. Además, se llevará a cabo una caza «de control de población» para evitar que siga creciendo al mismo ritmo que hasta ahora.
Paralelamente, y de forma sucesiva, se irán soltado cabras monteses procedentes de un centro de referencia situado en Sierra Nevada, en el término municipal de Dílar, que está impulsando una reserva de esta especie autóctona en previsión de posibles epidemias como la sarna que puedan acabar con ella, como ya ocurriera en los años ochenta.
El conjunto del proyecto –que se coordina desde la Delegación Provincial de Medio Ambiente en Almería– está programado para los dos próximos años y tiene un presupuesto de unos 300.000 euros, aunque «lo lógico es que se prolongue en el tiempo» para reforzar todo lo posible la población de cabra montés en la Sierra de Orce y garantizar su permanencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí