GRANADA, 19 (EUROPA PRESS)
IULV-CA y el PSOE dudaron hoy que la ordenanza para la convivencia, implantada por el Ayuntamiento de Granada, vaya a «cumplirse», así como criticaron que sea «poco clara», aunque PSOE considera que debe darse «cierto margen de tiempo» para comprobar su efectividad.
En declaraciones a Europa Press, tanto la portavoz de IULV-CA en el Consistorio granadino, Dolores Ruiz, como la portavoz del PSOE, Carmen García Raya, coincidieron en que esta iniciativa se va a aplicar «afectando a los más débiles», suponiendo además «un recorte de las libertades».
Según afirmó Ruiz, en esta nueva ordenanza «se deja al libre albedrío su interpretación», por el contrario, la norma «debería tener objetivos claros y concisos» determinándose «criterios concretos». Además, dijo, la ordenanza debería servir para «velar por la convivencia, y más allá de normas, propiciar un clima adecuado de convivencia entre los ciudadanos no obligando e imponiendo», apostilló.
En cuanto al cumplimiento de esta ordenanza para la convivencia, la concejal de izquierdas expresó que muchos artículos de los que presenta, ya están reflejados en otros normas, y sin embargo, los mismos «no se cumplen», como es el caso de la prohibición de «hacer las necesidades fisiológicas en la calle».
Por su parte, la socialista indicó que el Ayuntamiento debería hacer que las sanciones que se impongan «vayan dirigidas a medidas sociales», para así atender a las personas que ejercen la prostitución, por ejemplo, «adecuadamente». Así, su partido, señaló, va a estar «vigilante» para que «se cumpla» con lo establecido en la ordenanza, esperando que las multas a prostitutas «no sirvan para hacer caja, sino para resolver un problema».
Asimismo, la portavoz de la Asociación Pro Derechos Humanos en Granada, Natalia García, criticó en declaraciones a Europa Press que la normativa «no ha contado con la participación ciudadana», y que además «anula los derechos de las personas a las que afecta, las cuales son las más débiles».
Por tanto, García dijo que «debería educarse en vez de sancionar, así como cambiar el modelo de ciudad», y concluyó mostrando su indignación en cuanto al hecho de que con la ordenanza de convivencia se esté «quitando las mantas a los «sin techo» y prohibiendo las actuaciones de los artistas callejeros».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí