MADRID, 17 (EUROPA PRESS)
El 67 por ciento de las carreteras de Granada pertenecientes a la Red de Carreteras del Estado tiene un riesgo elevado de accidente, lo que la convierte en la provincia con una mayor peligrosidad en este sentido, según un estudio del Real Automóvil Club de España (RACE) realizado en carreteras con una intensidad de circulación por encima de los 2.000 vehículos al día.
Dicho informe señala que Huelva tiene el peor «tramo negro» de toda España, en la N-435, desde el límite provincial con Badajoz al enlace con la N-433, unos 25 kilómetros de vía en los que en los tres años estudiados se produjeron 27 accidentes mortales y graves, de los cuales, el por ciento lo sufrieron los motoristas, con seis accidentes mortales y 16 graves. El tipo de accidente registrado más frecuentemente en este tramo fue la salida de vía, en 22 de las 27 ocasiones.
Entre los 25 tramos más peligrosos de toda España, Huelva tiene el dudoso «honor» de contar con otros dos, el comprendido entre el kilómetro 129,4 y el 170,5 de la misma carretera y el situado entre Higura y Aracena, de la N-433.
También se encuentran entre los considerados «tramos negros» el de la N-322 desde la variante de Puente Genave hasta el límite con la provincia de Albacete, en Jaén, y, en esta misma provincia, el que va desde el final de la variante de Alcalá la Real al límite con Granada, en la N-432. Además, en Granada hay otro tramo especialmente peligroso, en la N-340, desde Carchuna a Castell de Ferro.
En el análisis de los datos se observa cómo el 70 por ciento de estos 25 tramos más peligrosos repiten el nivel de Riesgo Alto en los últimos tres informes EuroRAP, con un riesgo también alto en los informes 2007 y 2008, por lo que desde RACE insta a la Administración para que de «forma urgente intervenga en estas vías y evite que los usuarios se vean obligados a circular por este tipo de carreteras de alto riesgo».
El perfil de un tramo con nivel de riesgo elevado (alto y medio-alto) correspondería a una carretera convencional de calzada única, en la que se registran el 97 por ciento de los tramos de riesgo elevado, con intersecciones al mismo nivel y con una intensidad de circulación por debajo de 10.000 vehículos al día. En estas carreteras se producen, principalmente, accidentes con víctimas originadas por salidas de vía (dos de cada cinco), seguida de colisiones frontales (una de cada cinco).
En términos generales, el 12,5 por ciento de la Red de Carreteras del Estado, 1.807 kilómetros, presentan un riesgo elevado de accidente. En total, son 119 tramos peligrosos, de los cuales los considerados de especial peligrosidad ocupan 384 kilómetros.
Mientras, un 65,7 por ciento de los tramos muestran un riesgo bajo o medio-bajo. Estas cifras, recogidas dentro del programa europeo de evaluación del riesgo en la carretera, EuroRAP entre 2006 y 2008, se distribuyen entre autopistas, carreteras ordinarias y preferentes, y analizan la peligrosidad de las vías teniendo en cuenta la evaluación de los siniestros, su gravedad y su relación con las características de la vía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí