GRANADA, 15 (EUROPA PRESS)
Unos 50 vecinos afectados por el ejercicio de la prostitución se manifestaron hoy por las principales calles de la capital granadina para exigir que se erradique la prostitución y se aplique con más contundencia la ordenanza municipal que prohíbe esta práctica en la vía pública.
La manifestación, que transcurrió sin incidentes, partió sobre las 20,00 horas de los Jardines del Triunfo para discurrir luego por Gran Vía y la calle Reyes Católicos hasta finalizar en la plaza del Carmen, frente a las puertas del Ayuntamiento de la capital, gobernado por el PP.
Bajo los lemas «Prostitución callejera no» y «Políticos granadinos, haced cumplir las ordenanzas ya», los manifestantes quisieron mostrar su desacuerdo con la presencia de meretrices y clientes que realizan el acto sexual junto a sus hogares, especialmente en la carretera de Jaén y las calles adyacentes, según informó a Europa Press el vicepresidente de la Asociación Albayda, Enrique Pérez, que lamentó que, probablemente a causa de la meteorología, la participación «no ha sido todo lo masiva que esperábamos».
Los vecinos tomaron la decisión de manifestarse hace una escasa semana, después de «comprobar» que la ordenanza para la convivencia «no ha servido para nada» en el mes que lleva en vigor.
A esto ha respondido el concejal de Protección Ciudadana en el Ayuntamiento, Eduardo Moral (PP), que ha asegurado esta tarde, en declaraciones a Europa Press, que ya se han abierto 50 expedientes sancionadores a prostitutas y clientes que han sido sorprendidos ofreciendo o practicando el sexo en la vía pública y que serán sancionados con multas que oscilan entre los 1.500 y 3.000 euros.
La mayoría de los sancionados fueron localizados en las inmediaciones de la carretera de Jaén y de Córdoba, a menos de 200 metros de zonas residenciales y de colegios, lo que justifica el alto coste de la multa.
A este respecto, Pérez opinó que estas declaraciones «no son creíbles», ya que, especialmente por la zona de su ámbito, «el movimiento de policías es muy poco». Preguntado por la posibilidad de emprender nuevas medidas como pedir la colaboración de la Subdelegación del Gobierno en este asunto, dijo que «lo deseable sería que la Policía se implicara un poco más».
La ordenanza para la convivencia en la ciudad se aprobó en pleno el pasado 25 de septiembre, con los votos a favor del equipo de gobierno, del PP y del PSOE, frente a la oposición de IU, que consideró entonces que la prohibición de la prostitución no es competencia municipal y que no servirá «para solucionar el problema social» que subyace su práctica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí