La Policía detecta un incremento de este tipo de delitos
GRANADA, 10 (EUROPA PRESS)
La Policía Local de Granada ha detenido a un indigente de 36 años acusado de propinar un puñetazo, sin motivo aparente, a una mujer de avanzada edad a la que le abrió una brecha en la ceja que requirió de asistencia sanitaria.
El portavoz de la Policía Local informó a Europa Press de que los hechos se produjeron sobre las 17,00 horas de ayer en la calle Santo Tomás de Villanueva, donde el acusado se cruzó con la víctima y «sin mediar palabra» supuestamente le agredió.
Algunas de los viandantes auxiliaron a la mujer y avisaron a los agentes, que tras asegurarse de que la mujer era trasladada en ambulancia hasta un centro sanitario, procedieron a localizar y detener al presunto agresor.
Se trata de un hombre de 36 años y sin domicilio conocido, por lo que los agentes creen que puede ser un indigente o uno de los llamados «pies negros».
La Policía Local ha notado en los últimos meses un incremento de este tipo de delitos, de hecho hace unas semanas se arrestó a un hombre que se dedicó a golpear a cuantas mujeres se encontró a su paso por la calle sin que tampoco hubiera motivos aparentes.
SE APLICA LA ORDENANZA
Por otra parte, la Policía multó ayer a tres jóvenes que se dedicaron a romper varias señales de tráfico y demás elementos del mobiliario urbano, cerca del Hospital de Traumatología, dando así cumplimiento a la ordenanza para la convivencia.
Fue un taxista el que puso en alerta a la Policía y que posteriormente identificó a los presuntos vándalos, que fueron multados.
Otro profesional del taxi estuvo implicado ayer en un suceso, ya que fue víctima de un robo a punta de navaja por parte de, previsiblemente, un toxicómano, ya que cuando éste fue detenido se le incautaron casi 200 pastillas y tranquilizantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí