MOTRIL (GRANADA), 10 (EUROPA PRESS)
La línea de transporte de contenedores desde el Puerto de Motril (Granada), que comenzó a operar el pasado 20 de octubre, ha «superado las expectativas» en menos de tres meses, puesto que esperaba en este tiempo un tráfico de 40 teus semanales –unidad de medida equivalente a 20 camiones frigoríficos convencionales– y se ha alcanzado ya la cifra de 50.
Así lo señaló a Europa Press el responsable del departamento comercial de la empresa que impulsa la línea, Erhardt Mediterráneo, Sergio Conesa, quien destacó además que ya hay «cinco o seis empresas comercializadoras de hortícolas» que están usando la vía marítima para exportar los productos de la comarca de forma periódica a los mercados de Centroeuropa.
Según explicó, los contenedores parten los martes del puerto granadino en el barco que sale de Cartagena (Murcia) el domingo. El buque portacontenedores atraca el sábado en el puerto inglés de Felixstowe, la principal dársena en tráfico de contenedores del Reino Unido. La ruta continua hasta Rotterdam (Holanda) donde se descarga la mercancía el lunes, y concluye el martes en Hamburgo (Alemania).
La compañía Erhardt Mediterráneo opera de forma conjunta con la naviera alemanana OPDR Hamburg la línea semanal de transporte marítimo. Los contenedores refrigerados permiten que la carga de productos perecederos lleguen al destino en perfectas condiciones. Existen dos tipos de contenedores: el de 40 pies, equivalente a un camión frigorífico, es decir 12 metros de largo o un teu y el de 20 pies.
Las empresas comercializadoras de la comarca destacan que es un transporte más barato que el camión, «en torno al 20 por ciento», pero que no se puede aplicar para todos los clientes, «ya que la distancia entre el puerto receptor y el consumidor final incrementa el precio» al tener que desplazar la carga por carretera.
El director de Erhardt Mediterráneo, Pedro Aldecoa, destacó durante la presentación de la primera escala en Motril el 20 de octubre, que el transporte marítimo «contamina menos que el transporte por carretera», lo que aporta un valor añadido al producto ya que muchos mayoristas tienen que informar al consumidor final del «coste ecológico» del desplazamiento de la mercancía desde el campo hasta el comercio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí