La elaboración de estos productos permitirá la instalación de una planta piloto en Almuñécar para septiembre de 2010
GRANADA, 3 (EUROPA PRESS)
El éxito del ensayo realizado con chirimoyas para obtener de este fruto productos transformados podría ser el primer paso para la ubicación de una planta piloto dedicada a esta actividad en Almuñécar (Granada). El laboratorio Abello Linde, al que la Delegación de Promoción Económica y Empleo de la Diputación de Granada ha encargado el estudio, ha conseguido, a partir de esta fruta, productos como zumo, mousse, mermelada y pulpa que, congelada y envasada al vacío, permite su utilización para distintos usos culinarios, bien como yogures o cremas o, incluso, en coctelería.
La elaboración de estos productos podría ser una excelente salida comercial al excedente de fruta que se produce cada temporada en la Costa Tropical que repercute directamente en la drástica bajada de precios de la fruta que lleva a los agricultores a registrar continuas pérdidas en sus producciones. De los aproximadamente 40.000 toneladas de chirimoyas recogidas entre septiembre y abril cada temporada, un 10% no encuentra salida en el mercado por su bajo calibre o su escaso atractivo visual y sería este porcentaje el que se destinaría a su transformación.
En pocos días, los nuevos productos de cuarta gama conseguidos a través de este ensayo se presentarán en Madrid ante reconocidos restauradores de la capital madrileña y el País Vasco cuya opinión será definitiva para la colocación de estos productos en la hostelería, en una primera fase, informó la Diputación en una nota.
El diputado provincial de Promoción Económica, Julio Bernardo, que ha estado presente en la degustación organizada para comprobar las excelencias de los productos conseguidos, señaló la importancia de esta iniciativa, «como motor económico para la comarca, la creación de puestos de trabajo y el balón de oxígeno que representa para los productores que observan, como cada temporada el resultado de su trabajo cada vez les deja menos beneficios».
Con la aplicación de técnicas pioneras como los tratamientos con nitrógeno líquido, la aplicación de atmósferas modificadas para prevenir la oxidación del producto y la pasteurización a temperaturas que no dañen el producto base, los nuevos productos obtenidos a partir de la chirimoya permiten aplicaciones culinarias que en este momento, con la fruta tal y como llega al mercado, es imposible obtener al tratarse de un producto muy perecedero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí