GRANADA, 3 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil y el Servicio de Inspección Pesquera de la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía han decomisado durante la madrugada pasada 1.342 kilogramos de inmaduros en las inmediaciones de Mercagranada y han denunciado a tres empresarios del sector pesquero por el comercio de pescado con tallas inferiores a las reglamentarias.
Entre los inmaduros intervenidos se encuentran 1.212 kilos de boquerones, 72 kilos de pulpos, 29 kilos de salmonetes, y 30 kilos de merluza, especies que no alcanzaban tenían la talla mínima exigida por la normativa, informó el Instituto Armado en una nota.
Estas tallas mínimas responden a la necesidad de que los ejemplares alcancen su madurez sexual y puedan reproducirse, garantizándose de ese modo la pervivencia de los recursos pesqueros.
Los inspectores de pesca, tras comprobar que el pescado decomisado era apto para el consumo humano, han decidido que sea entregado en un centro benéfico granadino.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí