GRANADA, 29 (EUROPA PRESS)
La Junta de Andalucía ha informado de que finalmente no adquirirá el castillo de la Calahorra (Granada) porque «no es prioritario» en estos momentos, aunque sí delimitará su entorno y lo protegerá mediante una propuesta técnica que se llevará «en breve» a la Comisión Provincial de Patrimonio.
El delegado de Cultura de la Junta en Granada, Pedro Benzal, explicó a Europa Press que este inmueble del siglo XVI, declarado Bien de Interés Cultural, «no es un quebradero de cabeza» para su departamento porque se mantiene bien conservado y está abierto a la visita pública, pese a ser de propiedad privada.
Así, se ha optado por «aparcar» las negociaciones que desde 2004 han llevado a cabo las distintas administraciones, tanto desde el ámbito municipal como autonómico, para alcanzar un acuerdo con el dueño del castillo, que en 2008 pedía 15 millones de euros para desprenderse de él.
No obstante, la Junta «quiere asegurarse» de que se preserva el entorno paisajístico del castillo, que se sitúa sobre un cerro desde el que se domina la llanura, de modo que se pueda evitar el levantamiento de construcciones que le perjudiquen visualmente o lo dañen.
Los técnicos de la Delegación Provincial de Cultura han elaborado una propuesta para evitar este extremo que será presentada al alcalde de la Calahorra antes de llevarla a Comisión.
Como ejes de la delimitación se han establecido la A-92, el límite de las Minas de Alquife, la carretera que va desde éstas al municipio y la vía que conduce hasta el Puerto de la Ragua, de modo que todo lo que se haga en este entorno deberá contar con el visto bueno de Patrimonio.
El castillo fue mandado construir por Rodrigo Díaz de Vivar a principios del siglo XVI sobre uno existente de origen árabe y fue uno de los primeros en España que introdujo elementos arquitectónicos renacentistas en su interior.
El edificio ha sufrido numerosos cambios y usos, siendo el último conocido el de cuartel durante la Guerra Civil. Desde hace siglos no ha sido habitado ni usado como residencia, si bien conserva una entreplanta para uso de los guardeses y esporádicamente para uso de los dueños.
ADQUIRIDO POR LA CASA DUCAL DEL INFANTADO.
A principios del siglo XX se produce un intento de venta del patio y es en esas fechas cuando el inmueble es adquirido por la Casa Ducal del Infantado, en un intento de recuperar antiguas posesiones de la familia, que logra paralizar el expolio, si bien se consideró la posibilidad de trasladarlo a Madrid.
Numerosos elementos del castillo-palacio, pertenecientes al bien como inmueble, se mantienen hoy día fuera de su ubicación, expolios cometidos como algo habitual en ese momento.
Los duques del Infantado han cuidado desde entonces la integridad del inmueble, aunque nunca lo han convertido en una residencia. Los propietarios han cumplido siempre con la obligación de mantener el edificio abierto a la visita pública, si bien el municipio nunca se ha beneficiado de su presencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí