GRANADA, 24 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha detenido en Santa Fe (Granada) a un hombre de 57 años acusado de haber robado en la casa de su vecino, que abrió con las llaves que éste le había dejado, y que, para no levantar sospechas, denunció que a él también le habían entrado en casa.
Abusando de la confianza de su incauto vecino, que le había dejado una copia de las llaves por si algún día tenía un percance poder recurrir a ellas para entrar en su casa, utilizó esas mismas para robarle aprovechando su ausencia el fin de semana del 7 al 8 de noviembre. Se apoderó de unas joyas de gran valor sentimental y del dinero de unas huchas que éste guardaba dentro, valorado todo en más de 4.500 euros, informó el Instituto Armado en una nota.
No obstante, para desviar la atención y que las sospechas no recayeran sobre él, denunció el pasado día 9 de noviembre que autor o autores desconocidos, posiblemente los mismos que habían robado en la casa de su vecino, habían entrado en su domicilio y le habían robado los 500 euros que guardaba para pagar unos repuestos del coche.
El área de investigación de la Guardia Civil de Santa Fe se encargó de las pesquisas posteriores a la denuncia. Los primeros indicios ya hicieron sospechar a los agentes de que lo denunciado era falso, ya que durante la inspección ocular no encontraron ningún signo de forzamiento ni dentro ni fuera de la vivienda; y más tarde dichas sospechas se confirmaron al averiguar que los repuestos que estaban por pagar habían sido abonados varios días antes de que el detenido denunciara el robo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí