GRANADA, 23 (EUROPA PRESS)
La provincia de Granada ha registrado desde el 1 de enero de 2009 un total de 1.437 denuncias por violencia de género, lo que supone un 9,2 por ciento más que en el pasado año, cuando la cifra alcanzó en el mismo periodo las 1.315. Aún así, se prevé que el año concluya con unos datos similares a 2008, cuando se registraron 1.589 denuncias, e inferior a los de 2007, con 1.704.
Así lo señaló hoy en rueda de prensa el subdelegado del Gobierno en Granada, Antonio Cruz, quien hizo balance junto con la diputada del Área de Bienestar y Derecho de la Diputación Provincial, Juana María Rodríguez Masa, de las actuaciones que ambas instituciones desarrollan para prevenir la violencia de género.
Cruz explicó que por nacionalidad, las víctimas de violencia de género denunciantes son en un 73,2 por ciento de los casos españolas, frente al 23,7 por ciento de extranjeras. En la provincia de Granada se han efectuado 2.571 valoraciones policiales de riesgo evolucionado por parte de las Fuerzas de Seguridad del Estado. De ellas, 106 se han catalogado como de riesgo extremo, una calificación que, según Cruz, permite mantener controlada a la víctima en todo momento para evitar futuras agresiones.
En cuanto a las órdenes de protección, en la provincia de Granada había, a fecha de 11 de noviembre de 2009, 1.785 órdenes en vigor tramitadas por la Policía Nacional (Granada, Motril y Baza) y 1.620 tramitadas por la Guardia Civil.
El subdelegado del Gobierno en Granada también recordó que durante el presente año ha habido en la provincia de Granada dos víctimas mortales por violencia de género, que se suman a las 47 registradas en todo el territorio nacional. De ellas, tan sólo una había presentado denuncia, por lo que Cruz subrayó la importancia de acudir a denunciar.
«Cualquier mujer que sufra algún maltrato debe denunciarlo. Es muy importante para evitar desgracias mayores. Además, cualquier persona que tenga conocimiento de algún caso debe denunciarlo aunque no le afecte de manera directa», dijo.
En cuanto a la casuística de los casos de víctimas mortales registrados durante el presente año en España, se aprecia que más del 90 por ciento de las víctimas y agresores son de nacionalidad española, sólo en un caso la víctima había presentado denuncia y ninguna de las víctimas tenía Orden de Protección. La relación más frecuente entre víctima y agresor era de cónyuges, seguida de ex compañero sentimental. El domicilio sigue siendo el lugar más habitual donde se producen los hechos y el «modus operandi» más frecuente, un arma blanca.
RECURSOS DE ATENCIÓN Y PROTECCIÓN A LAS VÍCTIMAS
Antonio Cruz también recordó que el Gobierno central pone a disposición de las mujeres maltratadas varios recursos para prevenir y, en su caso proteger, a las víctimas. Uno de estos recursos es el teléfono 061, que desde el mes de julio atiende llamadas en 51 idiomas, con lo que la cobertura del servicio se ha ampliado en gran medida. También este servicio dispone de accesibilidad a mujeres con discapacidad auditiva. Desde que se puso en marcha este recurso, en septiembre de 2007, el 061 ha atendido a 2.811 comunicaciones realizadas desde la provincia de Granada.
Otro de los recursos gestionados desde el Gobierno central es el sistema de seguimiento por medios telemáticos de las medidas de alejamiento en violencia de género (GPS). Un total de 3.000 dispositivos están disponibles desde el 24 de julio de 2009 en todo el territorio nacional y ha contado con una inversión del Gobierno de 5 millones de euros.
Este sistema se instala mediante resolución judicial y un terminal lo porta la víctima y el agresor dos. En Andalucía, a fecha de 17 de noviembre de 2009 existen 11 dispositivos instalados. En Granada se está a la espera de la resolución judicial para la instalación del primer dispositivo GPS solicitado por una víctima. Están pendientes de personación y solicitud otros dos más, según los datos aportados por la Subdelegado del Gobierno en Granada.
El servicio público de Teleasistencia móvil, basado en las tecnologías de la comunicación y de telelocalización, es otro recurso que, gestionado desde la Diputación Provincial de Granada, permite a las mujeres en riesgo de sufrir violencia de género, entrar en contacto con un centro atendido por personal específicamente preparado, que da respuesta a la crisis planteada bien por sí mismos o movilizando otros recursos humanos y materiales.
La diputada del Área de Bienestar y Derechos de la Ciudadanía destacó que la Diputación ha puesto al servicio del Programa de Teleasistencia Móvil a más de 260 profesionales en todos los municipios de su ámbito de actuación. Rodríguez subrayó que los ayuntamientos de Granada «son pioneros en la lucha contra la violencia de género y la asistencia a las víctimas, con la puesta en marcha de este programa desde 2005».
Desde su inicio, un total de 500 mujeres han solicitado este recurso en municipios menores de 20.000 habitantes. Actualmente 176 mujeres son usuarias del programa. En cuanto a su perfil, Rodríguez afirmó que se trata de mujeres con una edad media de 38 años. El 64 por ciento tiene hijos menores en casa, el 34 por ciento de estos niños han presenciado las agresiones y el 3,4 por ciento han sufrido ellos mismos malos tratos por parte de su progenitor.
La mitad de las usuarias del programa no declara profesión ni remuneración alguna, es decir se encuentra en situación de dependencia económica. La otra mitad se distribuye de la siguiente manera: el 30 por ciento dispone de trabajo remunerado pero con una cualificación baja, el 17 por ciento está en paro y el 2 por ciento son pensionistas.
En cuanto al perfil del agresor, el 46 por ciento presenta adicciones a sustancias psicoactivas, el 27 por ciento tiene antecedentes delictivos, el 8 por ciento manifiesta celos extremos exclusivamente, el 8 por ciento presenta las tres circunstancias anteriores a la vez y el 11 por ciento restante no presenta ninguna de estas tres circunstancias, por lo que puede o no existir otros motivos o trastornos.
El programa, además de la atención a las víctimas, está desarrollando una labor de asistencia a los hijos e hijas de las mujeres maltratadas tanto a nivel psicológico como formativo.
Por último, las Unidades de Violencia sobre las Mujeres, ubicadas en las Subdelegaciones de Gobierno es otro importante recurso del que disponen las víctimas de violencia de género. Entre sus funciones se encuentra las de organizar la información y recursos existentes destinados a proteger a las mujeres en situación de riesgo, garantizando el seguimiento y coordinación de actuaciones en esta materia. También tienen como objetivo identificar necesidades y recursos destinados a la protección integral de las víctimas, localizar perfiles de mayor vulnerabilidad o realizar un seguimiento individualizado de cada caso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí