GRANADA, 12 (EUROPA PRESS)
El presidente del Consejo Consultivo de Andalucía (CCA), Juan Cano Bueso, consideró hoy que la ordenanza municipal que regula el ejercicio de la prostitución en la calle, entre otras cuestiones relacionadas con la mendicidad y los artistas callejeros, es «complicada» de aplicar «porque tiene relación con problemas sociales que hunden sus raíces en la desigualdad» y defendió que la marginalidad, la pobreza o la inmigración se solventen con medidas «de carácter estrictamente prestacional» y no con las de carácter «represivo».
En declaraciones a los periodistas en la inauguración de las jornadas «El Consejo Consultivo de Andalucía, una visión práctica» en el Colegio de Abogados de Granada, Cano Bueso mantuvo que es una «cuestión imposible» intentar que el derecho solvente y cambie la realidad «de un día para otro».
No obstante, valoró que el Ayuntamiento de Granada haya puesto en marcha la ordenanza –que entró en vigor el pasado martes– con la intención de «pacificar y buscar en las calles una mayor convivencia», si bien incidió en que los problemas a los que intenta dar respuesta «son complejos y requieren medidas mucho más profundas, mucho más solidarias y mucho más sociales que la pura represión».
En este punto, recordó que el Estatuto de Autonomía garantiza por ejemplo la renta vital mínima «para que no haya ninguna persona que pueda vivir por debajo de unos niveles de dignidad propios del concepto que a la altura de nuestros tiempos son inherentes, como dice nuestra propia Constitución». «Los problemas de la marginalidad, de la inmigración, o de la pobreza hay que solventarlos con medidas sociales, que son de carácter estrictamente prestacional, no de carácter represivo», concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí