En 2008 se cerraron ocho locales y se retiraron dos licencias
GRANADA, 11 (EUROPA PRESS)
La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Granada procederá al cierre temporal de doce establecimientos de la capital que han acumulado numerosas denuncias por dispensar bebidas alcohólicas a menores o por venderlas fuera del horario que permite la ley.
La mayoría de los establecimientos se concentran en la zona de ocio de la capital, excepto uno localizado en la Plaza Mariana Pineda, y están regentados por personas de nacionalidad china, según explicó hoy en rueda de prensa la concejal de Medio Ambiente, María Dolores de la Torre.
La Policía Local se desplazará en los próximos días a estos locales para informar a sus propietarios de la clausura decretada por el Consistorio, que tendrá una duración de entre 20 y 150 días en función de las denuncias que haya acumulado cada uno y el grado de reincidencia en las infracciones.
Sólo una tienda situada en la zona de Méndez Núñez alcanzará el periodo máximo de cierre que contempla la ley –150 días– debido a que ha acumulado en medio año casi una treintena de denuncias de la Policía Local y Autonómica, así como de algunos ciudadanos.
160 DENUNCIAS EN UN AÑO
En lo que va de año el Ayuntamiento ha tramitado más de 160 denuncias por hechos similares que afectan a más de 47 establecimientos y la mayoría de los expedientes se van resolviendo con una sanción económica que va de los 3.000 a los 15.000 euros.
No obstante, los expedientes abiertos se acumulan, de modo que si el dueño del local persiste en su actitud, el Ayuntamiento procederá a cerrarlo temporalmente, mientras que si después de esta medida continúan las infracciones se procederá a la retirada de la licencia.
El pasado año la Concejalía de Medio Ambiente resolvió 21 expedientes que conllevaron la clausura de ocho establecimientos y la retirada de la licencia a dos de ellos, sin embargo la titular de este departamento aseguró que no se trata de un proceso fácil porque los propietarios recurren la medida hasta lo que permite la ley vigente.
El Ayuntamiento controla la venta de alcohol en los establecimientos de la capital desde 2004, con la apertura de 50 expedientes y el cierre de diez locales de media al año, todo ello para «acabar con la imagen que tiene Granada de ciudad del botellón», según añadió la edil.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí