MOTRIL (GRANADA), 28 (EUROPA PRESS)
El Ayuntamiento de Motril (Granada) bajará el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) un 13 por ciento en 2010 como una de las medidas que pondrá en marcha el próximo año para evitar que la crisis tenga consecuencia en el bolsillo de los ciudadanos de la localidad costera, de acuerdo a una gestión «con sentido común, teniendo en cuenta los problemas de las familias motrileñas».
Así lo señaló hoy en rueda de prensa el teniente de alcalde de Economía, José García Fuentes (PP), que presentó las ordenanzas fiscales de 2010 que se aprobarán en el pleno municipal del próximo viernes. García Fuentes destacó que el Consistorio ha realizado «un considerable esfuerzo» para reducir el tipo impositivo del 0,58 al 0,516.
El objetivo de esta iniciativa supondrá un ahorro para los contribuyentes de 300.000 euros, una medida que, además de ser una promesa electoral, sirve «para mitigar los efectos de la subida del valor catastral de algunos inmuebles que todos conocemos como catastrazo».
La disparidad de los valores de la ponencia catastral provocará, a su entender, «la paradoja de que algunos vecinos pagarán más en 2010». De los 50.000 recibos «de contribución» que el Ayuntamiento de Motril pone al cobro cada año «esta rebaja beneficiará a más 37.966 vecinos», explicó el edil, que precisó que entre los 12.182 a los que le subirá, en 10.316 casos «la subida será de cinco euros».
José García Fuentes destacó que desde que el PP llegó al gobierno municipal en las elecciones de 2007 «el tipo impositivo ha bajado un 31 por ciento y manifestó que de los 118 municipios españoles de más de 50.000 habitantes, incluidas las capitales de provincia, el tipo impositivo de Motril está «entre los tres más bajos de Andalucía y los diez más bajos de España». «Nadie nos puede acusar de no estar paliando los efectos de la crisis», dijo.
REVISIÓN DE VALORES CATASTRALES
Además, a estas iniciativas se suma una revisión de los valores catastrales «ya que algunos están más altos que su valor real de mercado». Las familias numerosas tienen una bonificación del 90 por ciento en el pago del IBI así como los desempleados de larga duración que sólo tienen que pagar el 50 por ciento del recibo. Los solares en fase de construcción sólo tendrán que abonar el 20 por ciento del impuesto correspondiente para «incentivar la reactivación de la construcción».
García Fuentes destacó que se ha saneado la situación financiera del Consistorio restando 10 millones a la deuda municipal pese a la situación económica actual en la que todos los ayuntamientos han visto «cómo se dejaba de ingresar mucho dinero por el descenso del nivel de obras». La deuda viva del Ayuntamiento de Motril, lo que se debe créditos a entidades financieras en concepto de créditos y sus intereses, es, según mantuvo, de 33 millones de euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí