Otro hombre fue detenido en la localidad por apuñalar a un conocido que le debía 10 euros
GRANADA, 19 (EUROPA PRESS)
La Policía Nacional ha detenido en Baza (Granada) a dos hombres de 36 y 22 años por un supuesto delito de tentativa de homicidio después de que dispararan con escopetas de caza contra varios porteros de un pub de la localidad a raíz de una discusión que mantuvieron con ellos.
Los hechos se remontan a la madrugada del pasado 9 de octubre, cuando los detenidos, M.D.M. y F.C.R, salieron del local de ocio en el que se encontraban y discutieron con los porteros del local, de origen rumano, por causas que no han trascendido, según informó hoy en un comunicado el Cuerpo Nacional de Policía.
Tras varios forcejeos, los detenidos se fueron a sus respectivos domicilios y volvieron un rato después armados con una escopeta de caza, con la que efectuaron varios disparos contra los vigilantes de la discoteca, uno de los cuales recibió un balazo. El estado del herido no reviste gravedad, aunque los presuntos autores de estos hechos fueron detenidos.
POR DIEZ EUROS
Otro vecino de Baza, que acaba de salir de prisión, también ha sido detenido como presunto autor de un delito de tentativa de homicidio que perpetró contra un conocido con el que discutió porque le debía diez euros.
Los agentes tuvieron conocimiento del incidente cuando la víctima, de 53 años, se personó el pasado jueves en las dependencias de la Comisaría Local de Baza, presentando «importantes y profundas heridas de arma blanca en la cabeza y pecho».
Tras ser evacuado de urgencia hasta el hospital comarcal, la Policía inició las gestiones tendentes a la identificación y detención del autor de las lesiones, para lo que se montó un amplio dispositivo policial en la zona de las cuevas de la localidad.
El operativo dio sus frutos horas más tarde con el arresto de L.M.M. de 34 años, que cuenta con 19 detenciones previas y acaba de cumplir su condena en el centro Penitenciario de Albolote (Granada).
Los agentes determinaron que la agresión con arma blanca se produjo en el trascurso de una riña con la víctima motivada por una deuda que ascendía a 10 euros que ésta le debía al agresor.
En el momento de la detención el reseñado presentaba los antebrazos aún manchados de sangre, al igual que la camisa y zapatillas, y tras pasar a disposición judicial fue decretado su ingreso en prisión.
Por su parte la víctima permanece ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Comarcal de Baza, con pronóstico reservado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí