GRANADA, 6 (EUROPA PRESS)
Los sindicatos rechazaron hoy la propuesta de la empresa concesionaria del servicio de recogida y tratamiento de residuos en la provincia de Granada, Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), para aplicar las subidas salariales recogidas en el convenio de una forma progresiva hasta 2015 por considerarla «inaceptable».
Así lo indicaron a Europa Press el presidente del comité de empresa de FCC, Antonio Jesús Jaime (CCOO), y la responsable de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Manuela Martínez, que lamentaron que haya unos 200 trabajadores a los que no se les aplican desde 2008 las subidas salariales recogidas en el convenio.
Ambos dirigentes explicaron que la empresa «se niega» a aplicar las tablas salariales de golpe por la gran inversión que supone, por lo que en un principio se mostraron de acuerdo en que el pago se hiciera de forma progresiva hasta 2010, fecha en que finaliza la vigencia del presente convenio colectivo.
No obstante, la empresa propuso hoy hacerlo hasta 2015 y con una subida anual de unos 170 euros por trabajador, una cantidad que resulta «insuficiente» para las organizaciones sindicales, que además creen que si aceptan esta medida, «será complicado negociar en 2010 el nuevo convenio del sector, puesto que aún no se habrá cumplido lo estipulado en el anterior».
CCOO y UGT presentarán una contraoferta a la patronal en la reunión que está prevista para el próximo martes en las instalaciones de FCC, en el marco del calendario de negociaciones que acordaron las partes para desconvocar la huelga y alcanzar un acuerdo sobre la aplicación del convenio antes del próximo 31 de octubre.
LLAMAN A LA GUARDIA CIVIL
El presidente del comité de empresa explicó que la negociación comenzó «con dificultades», después de que fuera necesario llamar a la Guardia Civil porque la «empresa no dejaba entrar» en la negociación a un trabajador, representante de CCOO.
Este trabajador está de baja laboral y, según explicó Jaime, la empresa argumentó que por encontrarse en esta situación no podía formar parte de la negociación, si bien la patronal «cedió» al percatarse de la presencia de los agentes.
Desde UGT se achacó esta situación a un «malentendido», puesto que a los vigilantes de la puerta se les había dado instrucciones de que no se dejara pasar a nadie que no formara parte de la mesa de negociación y desconocían que este trabajador la integrara.
Pese a este percance, los sindicatos han manifestado su deseo de llegar a un acuerdo con la patronal sobre la aplicación del convenio a los 200 trabajadores de las plantas de reciclaje y transferencia de la provincia y de recogida de residuos urbanos de los municipios de Atarfe, Chimeneas, Churriana de la Vega, Monachil, Padul, Peligros, Salobreña, Santa Fe, Entidad Local Autónoma de Torrenueva y la Mancomunidad de Municipios de la Comarca de Alhama.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí