GRANADA, 29 (EUROPA PRESS)
El granadino Santiago Cortés, que protagonizó hace unos meses una huelga de hambre para pedir al banco que renegociara su hipoteca por no poder afrontarla, ha recibido un total de 15.000 euros de donaciones anónimas de ciudadanos que se han solidarizado con su situación y que han evitado que su casa salga a subasta el próximo 18 de enero como estaba previsto.
Estas donaciones, que se han realizado a través de la parroquia del barrio de Casería de Montijo de la capital donde reside Santiago, le han permitido firmar hoy un acuerdo con su banco por el cual ha entregado 9.000 euros y ha conseguido dos años de carencia para el pago de la hipoteca, que se ha prolongado por 40 años, informó a Europa Press el afectado.
Desde el pasado mes de abril númorosos ciudadanos han efectuado donaciones que van desde los 10 ó 20 euros a los 3.000, siendo esta última aportación de un vecino de Málaga que quiso ayudar al parado cuando inició una huelga de hambre que se prolongó durante 22 días.
Santiago, que es padre de cuatro hijas menores de edad a las que mantiene con los 420 euros que percibe de subsidio, agradeció a los ciudadanos su solidaridad, si bien aseguró «no sentirse satisfecho», al considerar que su problema tenía que haber sido resuelto por las instituciones.
Así, lamentó que la sociedad civil «sea más solidaria y se involucre más con su problema» que las fuerzas políticas y se preguntó qué pasará con las «miles de familias españolas» que perderán sus casas por no poder hacer frente a los pagos a causa de la crisis y la falta de empleo.
Este vecino de Granada también es miembro de la Asociación de Parados de Casería de Montijo, que ya cuenta con más de 300 socios y a ella se destinarán los 6.000 euros que han restado de las donaciones ciudadanas una vez firmado el acuerdo con el banco a fin de desarrollar programas para sus asociados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí