ALMUÑÉCAR (GRANADA), 28 (EUROPA PRESS)
El secretario general del PSOE de Almuñécar y La Herradura (Granada), Francisco Prados, censuró hoy la «intención» del alcalde sexitano, Juan Carlos Benavides (CA), de ceder a una empresa privada la gestión y cobro de las multas de tráfico y de la zona azul.
Esta concesión asciende a 162.400 euros y se ha otorgado por un periodo de dos años prorrogables a otros dos, lo que supondrá un gasto total al Ayuntamiento, cuando expire el contrato, de 649.600 euros, criticó Prados en un comunicado, en el que lamentó que «este capricho nuevo del alcalde supone que los almuñequeros y herradureños abonemos más de medio millón de euros a dicha empresa».
Según recoge el pliego técnico de contratación, la empresa concesionaria recibirá el 25 por ciento sobre el importe líquido de la recaudación de multas en periodo voluntario y el 40 por ciento sobre el importe líquido de la recaudación de multas en periodo ejecutivo.
«Si tenemos en cuenta que en 2008 se recaudaron por este concepto en Almuñécar y La Herradura 500.000 euros, 400.000 en el periodo voluntario y 100 euros en ejecutiva, los cálculos no fallan y revelan que éste es un negocio muy lucrativo», incidió Francisco Prados, que criticó que Benavides «acribille» a multas a los ciudadanos y después quiera «ceder la cuarta parte de los beneficios de esas multas a manos privadas».
«Desde el PSOE nos parece un despilfarro sacar este contrato ya que el 80 por ciento del cobro de multas se hace en recaudación voluntaria, es decir pagos que los ciudadanos realizan dentro de plazo y que, por tanto, lo podrían hacer funcionarios municipales sin tener que contratar a nadie del exterior. De esta forma, los beneficios serían exclusivamente para el Ayuntamiento», remarcó el socialista.
Además, el pliego de condiciones elaborado por el gobierno de Benavides manifiesta que el personal de la empresa adjudicataria no tendrá vinculación laboral alguna con el Ayuntamiento, «sin embargo, recoge una cláusula que establece que dicha empresa deberá tener un gerente con dedicación exclusiva a los servicios contratados y que el Ayuntamiento se reserva la facultad de solicitar al adjudicatario la sustitución del mismo y la designación de un nuevo delegado responsable». Esta exigencia ha llevado al PSOE a preguntarse «por qué Benavides quiere controlar la empresa, a quién va a nombrar el alcalde gerente y si éste va ser un nuevo caso Ledesma».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí