GRANADA, 19 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha detenido en una localidad de la Alpujarra granadina a una pareja como presuntos autores de varios delitos de estafa a numerosas empresas, por una cuantía superior a 80.000 euros, y de usurpación de identidad.
En una nota, el Instituto Armado explicó que los detenidos, utilizando distintas identidades falsas y números de cuentas corrientes inexistentes, hacían pedidos de varios miles de euros a empresas españolas de todo tipo que luego no pagaban, consiguiendo estafar más de 80.000 euros.
A continuación, los presuntos estafadores vendían la mercancía recibida en una tienda de una localidad alpujarreña «muy por debajo de su valor de mercado».
La investigación, que ha corrido a cargo del equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Órgiva (Granada), comenzó cuando se recibieron numerosas denuncias de distintas empresas que decían haber servido mercancía en un almacén de una pequeña localidad de la Alpujarra y que las facturas no podían cobrarlas porque las cuentas corrientes a donde las giraban eran «falsas».
Al investigar este almacén, la Guardia Civil averiguó que los propietarios se lo habían alquilado a los detenidos, y que además llevaban meses sin cobrar.
También, descubrieron que todo lo que se recibía en este almacén (ropa de marca, calzado, artesanía, bisutería, colchones, relojes, edredones) se vendía después en una tienda de un municipio de la Alpujarra a precios «muy por debajo de su valor real de mercado».
Además, al investigar las facturas, la Guardia Civil descubrió que tanto el detenido como su compañera sentimental utilizaron «al menos» tres identidades falsas, que asociaban a números de cuentas corrientes de terceras personas, para conseguir que las empresas les suministraran mercancía.
«Cuando las empresas intentaban cobrar se daban cuenta de que el titular de las cuentas no era el mismo que les había hecho el pedido y el banco les devolvía las facturas», añadió el Instituto Armado, quien advirtió de que los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Órgiva.
La Guardia Civil no descartó que sigan apareciendo nuevas empresas estafadas y que el total de lo estafado supere «ampliamente» los más de 80.000 euros, cifra que hasta el momento los agentes han constatado que han defraudado los detenidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí