GRANADA, 17 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha detenido a un joven de 20 años y nacionalidad francesa que transportaba 300 kilogramos de hachís en una furgoneta y que se dio a la fuga, obligando a los agentes a perseguirle por la A-44 hasta Albolote (Granada), donde fue interceptado.
Según informó el Instituto Armado, los agentes pararon al vehículo en un control rutinario sobre las 18,00 horas de ayer, a la altura del kilómetro 106 de la A-44, en la salida de Deifontes (Granada), donde le pidieron el permiso de conducir y le instaron a que se bajara del coche y abriera el portalón trasero.
En ese momento, el detenido arrancó su vehículo y se dio a la fuga de forma brusca, dejando su documentación en poder de los sorprendidos agentes.
La furgoneta fue perseguida por la patrulla de la Guardia Civil de Tráfico por la A-44 hasta la localidad de Dehesas Viejas, en donde el detenido consiguió burlarlos.
Cinco minutos después, un vecino de esa localidad llamaba a la Guardia Civil para denunciar que el conductor de una furgoneta de color negro había descargado junto a su casa unas cajas que contenían lo que parecía hachís.
La Guardia Civil se hizo cargo del cargamento y comprobó que efectivamente las once cajas decomisadas contenían polen de hachís, concretamente 300 kilogramos.
Mientras tanto, el dispositivo que la Guardia Civil montó para localizar la furgoneta huida dio sus frutos a la altura del kilómetro 116 de la A-44, en las inmediaciones de Albolote, donde una patrulla consiguió nuevamente interceptarla a las 18,45 horas y detener a su conductor y único ocupante
El detenido ha sido puesto a disposición judicial como presunto autor de un delito contra la salud pública.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí