GRANADA, 16 (EUROPA PRESS)
El Juzgado de lo Mercantil de Granada, que comparte competencias civiles, ha registrado 95 procesos concursales a inicios del mes de septiembre y ha duplicado el número de concursos en sólo un año, según informó hoy en un comunicado el Colegio de Abogados de Granada.
La previsión del magistrado titular de este juzgado, Blas Alberto González, es que al cierre de 2009 se haya registrado la entrada de unos 125 procesos concursales, lo que implica casi el doble del volumen del año pasado, “que ya mostró números desconocidos en la provincia”.
En 2008 se presentaron 65 procesos concursales en Granada, una cifra que ya de por si representó un aumento notable con respecto a los años anteriores a la crisis, cuando la media se situaba entre 10 y 15 concursos anuales. El titular del Juzgado de lo Mercantil de Granada dio a conocer estos datos durante la presentación del Curso de Especialización Concursal organizado conjuntamente por el Colegio de Abogados de Granada y el de Titulados Mercantiles y Empresariales.
El curso está dirigido por los magistrados Blas Alberto González y Enrique Pinazo Tobes, magistrado de la Audiencia Provincial y especialistas del CGPJ en procesos concursales. La presentación del curso, que se celebrará durante los próximos cuatro meses en el Colegio de Abogados, fue presidida por su decano, José María Rosales de Angulo y el presidente del Colegio de Titulados Mercantiles y Empresariales de Granada, Miguel Romero. Ambos coincidieron al señalar su apuesta porque “este curso sea el germen de una futura Escuela de Derecho Concursal” y al explicar la necesidad de que Granada, que es sede judicial de Andalucía, “disponga de un Juzgado de lo Mercantil en exclusiva, sin que deba atender, además, a asuntos civiles”.
El curso tendrá cuatro meses de duración y está dirigido a titulados mercantiles y empresariales, abogados, auditores y economistas. Pinazo Tobes aseguró que la finalidad del curso es “prestigiar a los profesionales granadinos en este ámbito y evitar que las empresas acudan a operadores de fuera descartando a los de la provincia, injustamente, puesto que gozan de una formación igual o superior a los de otras zonas”. Otro de los retos del curso es “ampliar sus conocimiento ofreciendo, no sólo una versión teórica, sino fundamentalmente práctica sobre la totalidad de los aspectos a tener en cuenta en los procesos, de forma que nos beneficiamos todos de esta especialización, pero, sobre todo, las empresas o personas físicas que se enfrentan al concurso”.
El magistrado Blas Alberto González señaló que “cuando acaban de cumplirse 5 años de la entrada en vigor de la Ley Concursal, continúa existiendo por parte de las empresas un concepto estigmatizante hacia el concurso, consecuencia de una legislación que durante 170 años no la favorecía cuando estaba en dificultades”. En consecuencia, “las compañías acuden a este proceso cuando ha agotado todas las vías posibles”. De ahí que el magistrado señalara que “como juez estoy muy interesado en demostrar que con la Ley Concursal se pueden conseguir convenios que saneen la empresa y continúe con su actividad empresarial, con un horizonte mucho más viable”.
Sin embargo, ese mensaje aún no ha calado y la liquidación, no el convenio, es la salida de más del 90 por ciento de las empresas que acuden al concurso, de ahí que el magistrado del Juzgado de lo Mercantil de Granada concluya que “somos una especie de médicos de empresa y es posible hacer un diagnóstico, poner el tratamiento y que el paciente siga su camino pero, en la inmensa mayoría de los casos, por desgracia, lo que hacemos es firmar el certificado de defunción”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here